SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE PESTAÑAS INTERESANTES. GRACIAS POR VISITARLAS.

Este blog sigue dedicándose a actividades culturales aunque no le es ajeno el compromiso humano


30/4/08

CHUPA DE DÓMINE 2 (Vade retro Iglesia)

(Foto E.G.T.)


CHUPA DE DÓMINE 2 (VADE RETRO IGLESIA)

Que quede claro desde el principio: No me refiero a los creyentes de buena fe, a los clérigos que trabajan por los demás desde auténticos criterios cristianos y no eclesiales, a los misioneros consecuentes, a los teólogos de la Liberación, a los curas tachados de “rojos” por ser humildes, a la buena gente. A esos, mi respeto y admiración.

Me refiero a la Iglesia como institución, como poder, absolutamente piramidal, machista y antidemocrática —de los cónclaves para elegir Papa mejor ni hablar—; me refiero a la iglesia autoritaria, metomentodo, de finanzas corruptas, aliada desde hace siglos con el poder, ansiosa por controlar, fundamentalista —aunque se disfrace de otra cosa—; a la especialista en apoyar y bendecir regímenes que torturaban y asesinaban como los de Pinochet, Franco, Videla... a la que no quiso condenar el III Reich de Hitler, y hasta dijo en una soflama: “Dios quiera que la nave que pilota el experto timonel alemán, en la cual también vamos nosotros, llegue a puerto seguro” (Cardenal Pla y Daniel)
A la que vociferó siempre contra el aborto pero cerró los ojos ante los adinerados que en tiempos del dictador también lo proscribían pero llevaban sus hijas preñadas a abortar a Londres. A la Iglesia que condena la eutanasia (decisión voluntaria) pero bendice las armas y justificó hasta hace poco la pena de muerte, no precisamente voluntaria.
Me refiero a los clérigos, y seglares, opulentos o humildes, que, por acción u omisión, apoyan y justifican esa iglesia decididamente impresentable o miran hacia otro lado para no crearse problemas de conciencia.

Me refiero a ellos para manifestar mi más sincera repulsa por resultar tan poco cristianos, tan hipócritas y tan desvergonzados. Para decirles que no es lícito que estén en el “Comité de ética y en el Equipo Interdisciplinar de Cuidados Paliativos”, según el acuerdo que han firmado con la Comunidad de Madrid. Esos órganos son sanitarios, toman acuerdos que pueden afectarnos a todos; y a los no creyentes o a los de otras confesiones no tiene por qué imponérsenos aunque sea un sólo voto clerical por el mero hecho de que la señora Esperanza Aguirre o su Consejero de Sanidad pertenezcan a los seglares a los que he dicho que me estoy refiriendo.
Por mí que atiendan a los creyentes que los requieran, pero que estén en esos organismos que acuerdan conductas sanitarias para todos y, como les es propio, puedan votar con su absoluta falta de ética y sus nocivas teorías sobre los cuidados paliativos, el dolor y su tratamiento, la preparación para la muerte, etc. me parece peligroso y por la parte política que lo permite: casi criminal.
Pueden decir lo que les dé la gana: que apoyarán espiritualmente a los enfermos terminales, que ayudarán a los familiares... lo que quieran, pero a poco que se conozca el paño, se verá que no son de fiar en absoluto. Veamos por qué:
Cuando el arzobispo emérito de Pamplona, Fernando Sebastián, ha afirmado que la muerte de Jesucristo “fue absolutamente digna” pese a que “no tuvo cuidados paliativos”, ¿qué quiso decir? ¿que si no se dan cuidado paliativos a un enfermo y se desespera de dolores, no pasa nada porque Cristo también sufrió? ¿Es idiota este tipo? ¿es un sádico? Claro que es el mismo individuo que
recomendaba expresamente votar a partidos —daba los nombres— de marcado carácter fascista. Sí, es sádico y peligroso.
También se las trae el mensaje que lanzó el mismísimo Benedicto XVI en la XV Jornada Mundial del Enfermo. Primero afirma que “es necesario insistir una vez más en la necesidad de contar con más centros de cuidados paliativos que ofrezcan una atención integral, ofreciendo al enfermo la asistencia humana y el acompañamiento espiritual que necesitan” —hasta aquí perfecto, nada sospechoso—; pero remata dirigiéndose a las personas que sufren enfermedades incurables o terminales, invitándoles a “contemplar los sufrimientos de Cristo crucificado y, en unión con él, dirigirse al Padre con la confianza total de que toda vida, y vuestras vidas en particular, está en sus manos”. Y finaliza: ”Confiad en que vuestros sufrimientos, unidos a los de Cristo, serán provechosos para las necesidades de la Iglesia y del mundo” ¡Ojo, que aquí está la trampa! Aquí asoma las orejas la vieja teoría cristiana del dolor ofrecido como sacrificio. Posiblemente una de las teorías más escandalosas y malvadas que el poder eclesial sostuvo siempre. Que un Dios deba morir de manera salvaje para poder “redimir” no sé qué pecado primordial de supuestos antepasados míticos es uno de los fundamentos religiosos más ridículos y peligrosos que pueden esgrimirse.
La Iglesia del poder no lo reconocerá nunca —como siempre hablan en nombre de “la verdad absoluta inspirada por la divinidad” no hay quien discuta con ellos— pero esta posición absurda ante el sufrimiento es lo menos aconsejable para asesorar o intervenir en las decisiones médicas de aplicar cuidados paliativos o sedación a terminales.
Por favor, sobre mis últimos momentos, que no tenga ni la más mínima opinión un representante de esa Iglesia hipócrita que detesto, no vaya a ser que me toque ofrecer mis sufrimientos, junto a los de su Cristo, “para provecho de las necesidades de la Iglesia”. A ver si además de contribuir, aunque no quiera —mediante una parte inevitable de mis impuestos, vía Concordato— a las riquezas de sus prelados, a sus negocios y a su buena vida, voy a tener que soportar que influyan en mi forma de morir. ¡Anda y que mueran ellos con los dolores que les dé la gana!

28/4/08

CARICATURAS DE AMIGOS

Esto de hacer caricaturas a los amigos se ha convertido en un vicio.

Siempre me ha gustado dibujar, aunque indudablemente me falta la técnica que nunca aprendí, sobre todo por mi falta de constancia; incluso tuve generosas ofertas que desaproveché. Eso sí, insisto y me divierto improvisando “monos” y caricaturas durante las lecturas, cenas, tertulias y reuniones. Debe haber miles de dibujos míos repartidos por ahí, en papeles, abanicos, servilletas, dorsos de programas, manteles de papel, etc. La mayoría no los conservo porque los he regalado a quien estuviese cerca. Si algún amigo tiene alguna y me manda una copia, se lo agradeceré.
Alguien me dijo una vez que estaba imitando a mi querido y añorado José Hierro. No es cierto, yo ya iba de “pintamonas social” cuando ni siquiera sabía que Pepe era el magnífico pintor que era. Eso sí, muchas veces tuvimos ocasión de compartir rotuladores, lápices y otros instrumentos (yo casi siempre llevo varios encima) en cenas y celebraciones. Algún día contaré anécdotas de todo esto.

También he dibujado, a veces, decorados, logotipos de empresas, viñetas de humor en revistas, portadas e ilustraciones de libros y artículos, carteles diversos y diseños de carnaval, pero casi siempre por amistad o diversión.

Si tuviera más disciplina, lo haría mejor, pero estoy ya muy mayor para disciplinarme. Prefiero seguir divirtiéndome y obsequiando monigotes a los amigos.

Firmo como se me ocurre (EDU, E.Gracia, Trinidad, etc...)
Por cierto, no, no mantengo un estilo (¿qué diablos es eso?) y además dibujo con lo que tengo a mano (lapiz, rotulador, pincel, dedos...) Unas veces en mesa, otras sobre las rodillas, a oscuras en un teatro... yo qué sé.
Y casi siempre pongo "bocadillos" con cosas que se dicen en la sesión o lo que sea.
Van aquí algunas de las caricaturas de las que conservo copia (algunas son dedicatorias en libros). Ya pondré más y también otros dibujos.

Ojalá os hagan sonreir un poco.

 Lola Álvarez Feito

 Ana Galán Vigo

 Antonio Sánchez
 César Ulla (en un mantel)
 Clara Obligado, profesora de escritura

 Curro Castillo, Locutor de radio
David Minayo, poeta

Beatriz Villacañas, poeta y amiga, que casi siempre lleva algo rojo aunque últimamente me está "engañando" con otros colores.


Mi amiga Montserrat Cano, escritora, poeta, que tiene una casita en la Gomera, pero ama tanto a esa isla que es como si fuese suya.


Giancarlo Viola (ya sabéis, el de Sara Montiel)


Mi querido y admirado Rafael Montesinos, al que tanto echo de menos. Este dibujo aparece en ByN en el libro recientemente publicado sobre la historia de los 55 años de su gran tertulia.

Le gusta vestir "de chino" como a mí
Mi admirado y querido caballero

El escritor y amigo para tantas cosas, Santiago Solano


Mi amigo, el poeta Luis Alberto de Cuenca. Esta es de hace bastantes años.


Mi buen amigo Juan Ruiz de Torres. También de hace bastantes años.



Mi amigo, el escritor, poeta y senador, Juan Van-Halen, como es el Presidente de la AEAE, durante una de las reuniones de la Junta Directiva, en vez de escucharle, le dibujé.


16/4/08

CHUPA DE DÓMINE 1 (Cosas de la televisión)

(Foto E.G.T. Salamanca)



CHUPA DE DÓMINE (COSAS DE LA TELEVISIÓN) (16-4-08)

Ayer mismo, como cualquier hijo de vecino, llegué a casa tras una jornada de trabajo y me enteré de que el programa “Tengo una pregunta para usted”, en la hora de máxima audiencia y en el primer canal de Televisión Española, estaba dedicado a Luis Aragonés, a la sazón seleccionador nacional de fútbol.
— ¡A buenas horas te enteras! —me dijeron—, cuando ya lo sabe todo el mundo.
Perdón por no estar al corriente de las cosas importantes de la vida.
O sea que después de varios programas dedicados a políticos, casi todos, que yo sepa, durante la campaña electoral o en la precampaña, que tanto da, el primer protagonista no político de ese premiado programa va a ser alguien del mundo del fútbol.
Y empiezan las preguntas:
¿Después de las cuestiones políticas, son las del fútbol las que más interesan a los ciudadanos de este país?
¿Como siete de cada diez españoles manifiestan ser aficionados al fútbol, la televisión pública se ve en la obligación de poner a Aragonés como el primer personaje español tras los políticos (por las elecciones) en un programa de máxima audiencia?
Y ahora mismo, voy y me entero de que la audiencia fue más baja de lo esperado, que algo menos de 2,5 millones de espectadores se plantaron ante el programa de marras.
No entro en si estuvo bien o mal el personaje, si las preguntas fueron oportunas, incisivas, corteses o provocadoras; Me importa un pito si el llamado “sabio de Hortaleza” sacó su “sabiduría” o estuvo torpe. Sólo se me ocurren más preguntas: ¿Tras la política, es el fútbol la mayor preocupación de los españoles? (cualquiera, viendo los telediarios, diría que sí) ¿Tendrían las mismas cuotas de audiencia un científico, un intelectual, un artista, una autoridad del mundo económico? ¿Nos merecemos los españoles la televisión pública que tenemos? ¿Siempre hay que dar al espectador lo que los índices de audiencia dicen que quiere?
Recuerdo a Alberti, escribiendo “...no digo como los tontos, / que hay que hablar en tonto al pueblo” aunque también rebota en mi memoria algo del Arte de hacer comedias, de Lope: “...y escribo por el arte que inventaron / los que el vulgar aplauso pretendieron, / porque, como las paga el vulgo, es justo / hablarle en necio para darle gusto.”
Lo que no sé es si resulta prudente, que tanta rentabilidad económica y tantos intereses de cuota de pantalla, lleven a los poderes públicos a amontonar en la televisión estatal la ignorancia, la estupidez, la ordinariez y la falta de criterio, para regocijo de ignorantes, estúpidos, ordinarios y descerebrados.
Ni siquiera me consuela aquello de “poder apagar el televisor” mientras sé que la bazofia no para de alimentar otras bocas aunque yo cierre la mía.
A lo peor, resulto un asqueroso elitista y es pretencioso mi deseo de que la televisión que se paga con nuestros impuestos, responda —en todos los sentidos, no sólo en el más popular— a criterios éticos, culturales, sociales, un tanto educativos, orientadores, imparciales, dignos...
Creo que es mucho más importante la investigación o algún descubrimiento científico, el estreno de un clásico, la música en todas sus facetas, la buena literatura, el arte en sus muchas variantes, el debate entre contertulios preparados —no entre mediocres mediáticos u obsesivos periodistas partidistas—, la información amplia, contrastada y no tendenciosa... Veo el morro retorcido de miles de conciudadanos: Definitivamente, debo estar equivocado.
Pues nada, habrá que seguir las tendencias que tantos siguen, aunque den ganas de vomitar, aunque sea una ciega carrera hacia la inopia en que pretenden adormecernos a todos. Viva la vulgaridad.
A costa de nuestra ceguera, los que manejan el cotarro se están frotando las manos y abarrotando los bolsillos.


Enrique Gracia Trinidad