SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE PESTAÑAS INTERESANTES. GRACIAS POR VISITARLAS.

Este blog sigue dedicándose a actividades culturales aunque no le es ajeno el compromiso humano


17/10/09

MANIFESTACIÓN CONTRA EL ABORTO

"Mucho fósil es lo que hay" (foto EGT)

“Todo debe estar permitido mientras no sea obligatorio”, suele repetir mi amigo el poeta Enrique Valle. No sé si puedo ser tan rotundo pero le ando cerca.
Para mí, la única limitación a lo que podemos hacer radica en lo que dañe al otro. Ya saben, eso que suele manifestarse diciendo: Tu libertad termina donde empieza mi nariz”.

Y aclarada mi postura, defiendo desde aquí el derecho a que hoy, 17-10-2009, se manifiesten un grupo de españoles —sean cien mil o dos millones— contra el aborto, o contra el gobierno que ajusta ahora la legislación al respecto.
Lo defiendo contra viento y marea. Están en su derecho de manifestarse. Ellos, que durante tantos siglos no necesitaron hacerlo porque tenían la sartén por el mango, han aprendido a lanzarse a la calle a proclamar sus ideas ¿por qué no van a poder?

¡Hombre! pues me temo que poder, pueden, pero no deberían. ¿Por qué? Por vergüenza torera, que se dice.
Muchísimos de los conservadores españoles, aquellas gentes de orden” durante los años de la dictadura, llevaban a abortar a sus hijas y esposas a Inglaterra y otros lugares donde estaba permitido.
Ellos podían. Los pobres no, los pobres a jugarse la vida con abortos clandestinos.
Aquellos del aborto extranjero eran los mismos que presumían de golpes de pecho y comunión frecuente, los que se confesaban a menudo. ¿Le decían al cura “he llevado a mi niña a Londres a abortar”? ¿Qué contestaba el cura? ¿Algo así como : Mientras no se entere nadie no es tan grave, reza diez avemarías y cinco padrenuestros y deja un buen donativo para los pobres”? ¿no lo excomulgaba tal y como manda el derecho canónico? ¡Iba a esta excomulgado medio país!

Si el asunto no fuese tan grave y no diera tanta vergüenza, sería como para partirse de risa. La gran hipocresía de la derecha recalcitrante, con el poder eclesial comiendo del mismo plato (perdón, en la misma vajilla de lujo) sigue vigente, ahora manifestándose en la calle porque puede y tiene ese derecho que antes reprimían ellos mismos.

Si Monseñor (Suseñor, digo yo) Martínez Camino se permite afirmar "Esta ley es todavía más injusta que la anterior, ya de por sí injusta" ¿por qué no le montó manifestaciones a Aznar por aquella “anterior, ya de por sí injusta”? Pues está claro, porque, como he dicho, comen en la misma vajilla. La Iglesia del poder, o el poder de la Iglesia, lleva hocicando en la misma mesa de la oligarquía, del clasismo, de la opresión, de la riqueza malganada, casi todos los siglos de su existencia.
En cuanto llega al poder, el más tonto se vuelve prepotente, hipócrita y sectario. Ahí tenemos a Benedicto XVI, que tras ser un teólogo incluso de vanguardia, en cuanto ascendió en la Curia, pasó a perseguir a los cristianos progresistas, a los teólogos de la liberación, a los críticos contra el poder. Y ahí me lo tienen, de Papa y todo, más tridentino y retrógrado que nadie.

A la “mani” de hoy (se dice así, majetes: “mani”, que todavía no tenéis mucha práctica) acudirá mucha gente de bien, de eso estoy seguro. Gente con la que coincido en que el aborto es algo a evitar siempre que se pueda. Pero deben saber con quién se juntan, con una panda de hipócritas, ensotanados o no, que quisieran seguir en aquella época en la que bendecían los cañones fascistas, llevaban al dictador bajo palio y prometían a los humildes el cielo como única alternativa a la opresión secular a que estaban sometidos. Van a estar acompañados de los que insistían en hijos los que Dios quiera” para los humildes, mientras los poderosos se lo montaban de otra manera, salvo algunos del Opus y otros meapilas que procreaban como conejos.
Van a ir de la mano de los de “vicios privados, públicas virtudes”, extremo que, ya puestos, han aprendido con aprovechamiento los muchos que se llaman de izquierdas aunque estén descafeinados y mientan como bellacos... Y es que eso de las izquierdas y las derechas —salvo honrosas excepciones en uno y otro lado—, es hoy una filfa más que escandalosa.
Algunas personas decentes, van a ir codo con codo —que no lo olviden—, junto a los mismos que desde tiempos remotos han asentado el poder y la riqueza de unos pocos en la miseria y la resignación forzosa de la mayoría.
Ya está la manifestación en marcha. Enciendo el televisor y voy a Telemadrid, perro fiel que va a retransmitirla completita y partidistamente, y escucho decir a un jovencito en la tribuna: "No existirá la paz en el mundo mientras exista el aborto". Y se escuchan aplausos... Qué falacia
¿Cuando el aborto no existía por Ley, había paz? ¿Los que estuvieron y están están contra el aborto nunca propiciaron una guerra, nunca vieron necesaria la tortura, el crimen de estado contra los disidentes? ¡Hace falta ser hipócritas para decirlo y tontos para creéselo!
En fin, estos se ve que están con quienes, hasta hace cuatro días, defendieron durante siglos la pena de muerte (ver versiones de hace nada del catecismo católico) Van acompañados de quienes no se han manifestado en su vida por los millones que mueren a diario de hambre en el mundo, por culpa de los poderosos. Van por incitación de la alta clerecía que comparte con la plutocracia, riquezas escandalosas, intereses retrógrados, mesa y mantel.
Van con la aquiescencia de gentes como Fraga Iribarne (por citar alguno) que hace años ordenaba golpes, disparos, encarcelamiento, maltratos y represión para los que se manifestaban por conseguir la libertad que hoy le permite manifestarse a él o a los suyos.

Por lo demás, todo bien, que se manifiesten en la libertad que otrora negaron. Reconozco y defiendo su derecho a hacerlo, como ellos deberán defender mi derecho a no seguirlos y reconocerán que no por eso soy un asesino.
Además, así sabremos bien quién es quién y hasta qué extremos puede llegar esta democracia de baratillo que tenemos porque hemos sido incapaces de darnos otra más libre, más laica, más justa y menos corrupta.


OTRO ARTÍCULO SOBRE ESTE TEMA MÁS O MENOS EN:
http://enriquegracia.blogspot.com/2009/03/cosas-del-aborto.html
.
.

11/10/09

CARTA ABIERTA AL ALCALDE DE MADRID

Aspecto de uno de los lugares por donde pasan los peatones en las obras de la Plaza de Colón de Madrid. ¡Venga, anímense, salten el charco, pisen el barro, que se les escape un niño de la mano y se meta en una zanja! (foto EGT, 7 octubre-09, 23,00 horas)

Señor Gallardón:

Puedo estar equivocado en algún aspecto (algo que los políticos casi nunca reconocen), pueden faltarme datos, casi siempre porque ustedes nos los ocultan, pero tengo que hablarle sin tapujos, aunque usted, asentado en su pedestal, me temo que ha dejado de escuchar a la gente hace mucho, y eso le ha separado de la realidad (en tiempos creí que no era usted así)

DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS
Ahora que le han dejado a usted sin sus juegos olímpicos —parece mentira que siendo tan inteligente no se diera cuenta de que la jugada estaba perdida de entrada— ya podrá usted dedicarse a trabajar en serio por el deporte. ¡Qué bien! Todos los fondos destinados a promover el deporte entre los niños y los jóvenes, en ayudar a crear las bases para que la población sencilla pueda hacer deporte en vez de estar mirando cómo lo hacen unos cuantos atletas, muy respetables por cierto mientras no engañen al fisco. O sea, ahora, a dedicarse al deporte de verdad.

Le va a quedar dinero para promocionar todo esto. Lástima que los cientos de millones que se han invertido en la candidatura ya no se puedan recuperar. Y hablo sobre todo del muchísimo dinero que se fue en ir de un lado para otro, monarcas, políticos, etc. intentando conseguir algo que hasta el más simple sabía que no se iba a conseguir.
¿Tiene las cuentas de lo que costó la delegación española que acudió a ver cómo le daban los juegos a otro país?

No basta con estar más preparado, ser más guapo, más alto y mejor. En estas decisiones, como en tantas otras, ya sabía usted que influyen otros muchos factores ¿cómo se dejó llevar? ¿o fue usted el que nos llevó? La famosa “corazonada” era un lema ingenuo y un argumento inútil, pero ¡venga! ¡todos erre que erre! ¡Vamos a poner el dinero de los contribuyentes para seguir saliendo en la foto!

DE LAS OBRAS
¿Pero le pasa lo mismo que con todo, verdad? Por ejemplo las obras. ¡menudo tema!
¿No se le ha ocurrido terminar ese montón que tiene a medias antes de hacer otras nuevas, muchas de ellas innecesarias?
¿O era necesario cambiar a Colón de sitio? ¿o era necesario cambiar tantas aceras del centro? Usted sabe, o debiera saber, que muchas estaban arregladas desde hace poco mientras que hay otras —lejos del centro sobre todo— que llevan muchísimos años sin arreglarse para nada. ¿Quiere que le lleve a verlas? Pues cuando quiera.

Yo le conocí a usted hace muchos años, compartimos buenas ideas y criterios interesantes, me pareció sensato e inteligente pero el tiempo le ha convertido en otra cosa. Ahora usted no conoce su ciudad, no acude a los sitios de improviso, se los “maquillan” siempre antes de que usted llegue (¡como hacían con Franco, vamos¡ y como hacen con casi todos los prebostes) Está fuera de la realidad, se ha perdido en su "grandeur".
Yo le sugiero que conduzca usted, sin chofer, por los túneles de la M30 para que vea que la cartelería está mal puesta y confunde y los pobres que vienen de fuera se pierden irremediablemente; también los de Madrid de toda la vida.
Yo le llevaría por mi barrio con una silla de ruedas o un carrito de niño y descubriría que uno se desespera y se juega el pellejo porque no hay forma de circular por unas aceras estrechas, llenas de postes, de tapas sin cuento, de recovecos, hundidas, con rebajes mal hechos... desde tiempo inmemorial, mientras otras obras "de adorno" se multiplican.

¿Qué pretende? ¿volvernos locos a todos con las obras para que poco antes de las próximas elecciones salir inaugurando sin parar y que todo el mundo —olvidadas las penalidades— diga “¡bueno, pues ha quedado muy bien!” y le vote?
Porque la gente tiende a olvidar barbaridades y agravios cuando se acaban y se conforma con haberlos perdido de vista.

Por cierto, se han cerrado o multado muchas obras privadas por no cumplir las normas de seguridad o ensuciar la vía pública o hacer ruidos.... ¿Ha visto usted cómo están las obras municipales en las calles de Madrid? ¡Ni las ha visto! ¡Y si las ha visto es que no tiene ni un ápice de vergüenza! Los ciudadanos saltando entre chapas, vallas, conos, montones de tierra, barro, alambres, máquinas... jugándose un arañazo, un tropezón, un accidente más serio... ¡Si usted aplicase las mismas normativas a sus obras que a las ajenas, cerraría más de la mitad por no cumplir reglamento alguno! ¡Pero nada, ni caso! (la paja en el ojo ajeno, sí; la viga en el propio ni de broma)
Yo mismo me torcí una rodilla pisando una chapa que hacía de acera y que se movió a mi paso! ¿Qué hago? ¿Denuncio al Ayuntamiento? No, porque no tengo testigos, porque me van a ahogar en papeleo, porque “juicios tengas y los ganes” sobre todo contra la administración... Eso, señor Gallardón, es una de los muchísimos despropósitos que sufrimos los madrileños, y en los que usted, le guste o no, tiene grave responsabilidad, aunque no lo reconozca, aunque se salga con la suya y al final le importe un pito y le voten los que ahora protestan pero por lo bajo (costumbre secular de muchos ciudadanos de este pueblo a veces tan magnífico y muchas más tan miserable)
DE LA CULTURA
También podríamos hablar de cultura. ¿Qué le parece saber que prácticamente todos los centros culturales está en menos del 50% de la actividad que hacían hace 4 años? ¿No se lo ha contado nadie? ¿Le han engañado o se ha dejado engañar? ¿Quiere que le enseñe los programas de varios centros culturales de distintos distritos; de hace unos años y de ahora? Que conste que los tengo. ¿Es decisión suya? ¿Dónde va ese dinero que se empleaba en teatros, conferencias, recitales, conciertos, etc. por todos los barrios de Madrid para miles de personas? ¿a las obras que no terminaremos nunca de pagar?
¿La deuda de miles de millones acumulada —más de 5 veces la de Barcelona por ejemplo— necesita que se pare cualquier otra actividad durante años? ¿Eso es servir a los ciudadanos que pagan y votan?
Eso sí, cuando se trata de un “gran montaje”, del aparente “pan y circo”, de un espectáculo en la calle para que las fotos salgan muy monas, se contratan especialistas caros y a ser posible extranjeros, se cierran avenidas cueste lo que cueste, se dispone de efectivos de todo tipo... ¡Y se utilizan los fondos negados a los centros culturales de barrio, a las asociaciones de vecinos, a la cultura de base. Como en el deporte, que indicábamos antes: dinero para la aparatosa parafernalia puntual siempre que salga en las fotos, y escasez para el día a día.

Podíamos seguir con otros temas, pero baste por hoy. Me consta que es inteligente; tanto como para saber todo esto y como para convertir las críticas en triunfos, pero sabe como yo que no le estoy hablando como los madrileños enfadados cuando Carlos III quería “lavarles la cara”. Sabe que lo que le digo es cierto y que las buenas intenciones arrastran a veces mucha incuria. No quedará usted para el futuro como el gran renovador de Madrid que se pretende sino como el ególatra despilfarrador que está empezando a ser.
Y fíjese que pienso que usted sería capaz de cambiar, pero cada vez le va a costar más porque cada vez está más alejado de la vida real. ¿Tanto cambia el poder?

Atentamente