SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE PESTAÑAS INTERESANTES. GRACIAS POR VISITARLAS.

Este blog sigue dedicándose a actividades culturales aunque no le es ajeno el compromiso humano


23/6/10

PAELLA PARA TODOS, BIEN PASADA, POR FAVOR


PAELLA PARA TODOS, BIEN PASADA, POR FAVOR

Seguramente estaré anticuado, pasado de rosca, fuera de onda, lejos de la pomada, ajeno a la moda y listo para el desguace. Cuando uno no entiende algo de lo que ocurre, es que se ha despistado o le faltan datos; cuando lo que no se entiende es casi todo, no se trata ya de despiste sino de ser un carcamal irredento, un personaje arcaico que dijo el otro, una canica aproximándose al “gua” que diría algún jovenzuelo ya pasado también una docena de pueblos, como apostillaría otro también sin duda empezado a pasarse. ¿O es que hay cosas que no caben en la cabeza y la culpa no es de mi cabeza?
Esto va más rápido de lo que parece. El mundo es vertiginoso y ya se sabe que los vértigos no traen nada bueno: mamporros, ganas de no moverse, vómitos y peligro de ser atropellado por los que van a lo suyo, es decir por cualquiera.

Me niego a echarle la culpa a mis años —tampoco tengo tantos aunque sean bastantes—, me resisto a sospechar que he perdido el interés por el progreso; ni hablar de falta de adaptación. La esperanza de vida actual me sitúa en una edad más que razonable, tengo decidido interés por cuanto de nuevo surge en el mundo y una de mis constantes vitales ha sido siempre la adaptación a las circunstancias salvados, eso sí, los resquicios individuales para no entrar en el permanente colectivo de borregos.
Lo que ocurre es que el vértigo ya dicho, la inmediatez de la comunicación —desmemoriada luego—, lo efímero y fungible del mercado y sus múltiples componentes, han viciado la vida. Me refiero a la vida, no al ir tirando habitual y miserable. Aquí y ahora ya se vive poco o se vive mal, que es casi lo mismo, se galopa a lomos de la premura, atrofiado el pensamiento y la reflexión, se navega veloz en la moto de agua de la necesidad sin apenas reparar en lo profundo y rico de las aguas que nos sustentan. Se pasa, como suele decirse, pero no tanto por voluntad propia de no querer pringarse como por la imperiosa necesidad de seguir vivo, de colear un poco, de no morir en el marasmo.

Suele decirse que el mundo es de los jóvenes y por eso a los que no lo somos se nos ha pasado el arroz. Pobres jóvenes si se lo creen. A ellos, especialmente, se les ha vendido como arroz en su punto una mala prostituta de mundo que les está sacando los cuartos, los hígados y que, como se descuiden, lo único que les mete es unas purgaciones que los dejarán baldados para los restos.
Los mayores estamos con el arroz pasado, recalentado y poco apetecible, y ellos, los jóvenes, andan con un envase de arroz liofilizado, insípido aunque crujiente, que con el gancho de la modernidad les va a atiborrar el cuerpo y la existencia de colesterol, frustración y apariencia.

Ni la sociedad, ni el mundo, ni puñetas. Ni que yo esté gagá ni que los jóvenes anden descontrolados. Ni los tiempos que corren, aunque corran, ni así es la vida. Que no, coño, que no. Aquí tanta basura y tanta insensatez la manejan cuatro gatos lustrosos desde sus emporios económicos y no hay quien se libre. Ni los políticos a sus órdenes —aunque no lo sepan— ni los mayores trufados de nostalgia y jubilación anticipada, ni los jóvenes, engañados de raíz por la llamada modernidad e ilusionados por estar en una ONG que satisface su espíritu solidario pero los engaña tantas veces.
Aquí se nos ha pasado el arroz a casi todos y el segundo plato, según parece, es más de lo mismo.

.

12/6/10

PRESENTACIÓN DE UN LIBRO MUY ORIGINAL


ATENEO DE MADRID (sala "Ciudad de Úbeda")
Martes, 22 de junio, 2010. 19,30 h.
Presentación del libro de relatos
"COFRE DE MISERICORDIAS"
.
Un libro con 28 historias escritas por
Pepa de Castañer, Jesús Cano Reyes, David Escobar Galindo, Álvaro Fierro, Enrique Gracia Trinidad, Alejandro Moreno, Ángela Reyes, Juan Ruiz de Torres, Milagros Salvador, Soledad Serrano, y Alfredo Villaverde.
Dibujos de Ramón Castañer.
Prólogo de Óscar Barrero .(duración del acto: 1 hora)
.
.