SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE SECCIONES QUE PUEDEN INTERESAR. GRACIAS POR VISITARLAS.


21/5/08

REFLEXIONES QUE ENVÍA EMILIO PORTA

(foto E.G.T.)


UNAS REFLEXIONES QUE NOS ENVÍA EMILIO PORTA

Mi querido amigo Emilio Porta me acaba de enviar unas reflexiones.
Me parece oportuno ponerlas aquí.
Él es, además de un magnífico poeta, escritor, etc. un hombre de ideas, un concienzudo e informado pensador y un lúcido analista de la realidad.

Estas reflexiones enviadas por correo electrónico ya han desatado una serie de comentarios privados a favor y en contra. Resulta muy estimulante el debate abierto y respetuoso sobre cuanto constituye la esencia de nuestra vida. Por eso añado aquí su texto sin quitar ni añadir nada, respetando su fibrosa redacción, sus destacados, todo.
Mi admiración, mi acuerdo y mi complicidad están con él. (E.G.T.)


TEXTO DE EMILIO PORTA
¿Cómo podemos seguir permitiendo que alguien hable en nombre de dios?
Mirad atentamente las imágenes de televisión del terremoto de China.
Mirad los niños sepultados.
Mirad la vida destruida, la crueldad, la angustia de los ahogados.
Su delito, nacer.
No creo en ninguna ideología que hable en nombre de ningún Dios.
Si existiera, sería tan cruel que sería un deber enfrentarse a sus disparates.
Alguien que habría creado un mundo para entretenerse. En su infinito aburrimiento, decidió jugar.
Como decía Einstein, los dioses son la mayor superstición del Hombre.
Nadie puede hablar en nombre de los oprimidos de ninguna nación, de las ideologías de ninguna nación, si no es capaz de olvidar las fronteras.
El supuesto creador de la Naturaleza la ha hecho terrible, insensible.
No hay mayor cobardía que el olvido.
No hay mayor egoísmo que la indiferencia.
El ser humano debe amar tanto la vida que deber luchar contra la muerte.Esa faceta última del juego.
O al menos no rezar además por las víctimas.
Esa paradoja de rezar a un dios personal que manda o permite el dolor.
La muerte podría ser un transcurso pero encima algunos piden que seamos cómplices de la injusticia suprema: la aceptación de un designio ciego.
China se olvidará, Birmania se olvidará. Como se olvidó antes Turquía, Perú, Indonesia...temblores, avalanchas, ciclones, inundaciones...todas ellas producto de esa Naturaleza que algunos poetas cantan.
Admiremos y conservemos el arte, la cultura...en ellos están obras que las religiones han impulsado. Catedrales, maravillosas mezquitas, increíbles códices, pinturas, esculturas, música, cánticos...Pero fueron producto del Hombre.
De un Hombre que temía y se preguntaba. De un hombre que ignoraba.
Hoy el propio hombre conoce la tristeza.
Pero también la Luz.
Sigámosla.
Vivamos intensamente.
En solidaridad.En libertad.
Sin miedo. Sin normas. Sin falsas ideas.
(Emilio Porta)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero darte publicamente las gracias, Enrique, no sólo por la publicación del texto, sino, fundamentalmente, por la labor que realizas con tus actividades, tu página. Es dificil encontrar en el panorama literario del país, un espacio más completo e interesante que el tu ofreces. Como siempre, mi amistad y mi apoyo. He sentido la necesidad de hacer este primer comentario y de paso felicitarte, además, por tus propias reflexiones en otros apartados de tu página.

Emilio Porta

CHUSKA dijo...

Enrique, tu página es estupenda, lo mismo que tu blog.
De las reflexiones de Emilio Porta tan solo puedo decir que las he leído con atención y las comparto y suscribo. Emilio eres grande, sigue escribiendo y luchando por la cultura, nos hace mucha falta en este mundo que no sabe a donde va. Un beso para Enrique y uno super especial para tí.

Anónimo dijo...

Queridos amigos que os dejais caer por el blog del poeta Enrique Gracia:

Últimamente leo este blog con cierto placer producido por la variedad de temas y el intento de profundizar, al menos algo, en cada uno de ellos. Se ven por igual respeto y convicción en la exposición de las ideas. Te felicito, Enrique, porque se está convirtiendo en un espacio para el entendimiento y entretenimiento de algunas de nuestras neuronas.
En esta ocasión, como práctcamente siempre que le he leído, el escritor Emilio Porta apunta y dispara con acierto. Me sumo al sentido y convicción de su comentario, y añado un pequeño texto que trata el tema para a modo de contribución. Gracias, Enrique, Una vez más, por este espacio de convivencia y análisis de la actualidad y las cosas de siempre.

POESÍA Y MANTA CONSOLIDA SU CARÁCTER Y SE TIRA POR EL TOBOGÁN CON DIOS Y CON LA IDEA DE DIOS

La idea de Dios y Dios son dos cosas muy distintas:

La idea de Dios es una enfermedad que se transmite de padres a hijos, formando parte de los miedos que nuestros genes nos dejaron en herencia. La idea de Dios es un traje a la medida de la ignorancia de cada uno de nosotros, una especie de utilitario celoso de su intimidad y algo incómodo consigo mismo. La idea de Dios es una especie de muñeco que manteamos entre todos, cuando sólo unos pocos se divierten. La idea de Dios es la lata de conserva que hace que nuestra despensa no esté nunca vacía; una lata que no nos comemos pero ocupa todo el espacio. La idea de Dios es un inmenso orinal en el que todo cabe, incapaz de oler ni saber a otra cosa más que a productos originarios del hombre.

Dios es algo diferente. Dios no se creería Dios ni premiaría nuestra fe como un vulgar mafioso. Dios no elegiría a ningún pueblo por encima del resto, ni pediría ser recordado una y otra vez incluso hasta que el peso de las flores nos mantenga bajo tierra. Dios no tendría mis virtudes y mucho menos mis defectos, y no dictaría normas a la manera de los jefes de estado que ejercen el poder por la fuerza. Dios haría todo lo que estuviese en sus manos para no ser importante en nuestras vidas, y no nos llamaría a rezar sino a reirnos.

En definitiva, se sea o no creyente, Dios y la idea de Dios son dos cosas muy distintas.

Ahora ¡a trabajar!, mis queridos congéneres, que ni siquiera Dios sin trabajar saca adelante las cosas.



Aarón García Peña

Anónimo dijo...

Aaròn Garcia Peña: Genial escrito. Gran literatura pero...Dios, ¿además de una idea, qué es?. Si no es una idea no es nada. Dices la idea de Dios y Dios son dos cosas distintas. Aparte de la idea, ¿podrías aclararnos cual es la otra cosa distinta?.

A.N.

Anónimo dijo...

A.N., me ha hecho pensar durante todo este fin de semana, porque con su pregunta me he dado cuaneta de que soy un ateo aunque no lo quiera.

La idea de Dios está clara. Dios no tengo ni idea de lo que es, pero de ser no sería como "lo pintan". No doy para más en un tema que apoya sus orígenes en la libertad individual de ser o no engañado.

El verdadero problema, creo yo, no reside en si Dios existe o no. El problema es pretender usar a Dios para nuestros propios intereses, hechos a la medida de nuestra practicada ignorancia.

Un saludo atento y cómplice.
Aarón García Peña

Enrique GRacia Trinidad dijo...

Queridos todos:
Me encanta que estas notas en el blog os hagan pensar, debatir, exponer ideas... Y que lo hagáis así, con buen estilo.
Para eso se incluyen.
Un abrazo
Enrique Gracia Trinidad