SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE SECCIONES QUE PUEDEN INTERESAR. GRACIAS POR VISITARLAS.


28/8/09

LEER ENTRE LÍNEAS

Estatua de don Pelayo en Covadonga (foto EGT)
Viene al pelo por lo que digo al final de esta entrada.
.
LEER ENTRE LÍNEAS

Uno tiene la costumbre de intentar leer entre líneas.
Tal vez sea porque la poesía, a la que tan acostumbrado estoy, debe leerse así: entre líneas.
En el caso de la prensa, de los medios de comunicación, también hay que leer, mirar u oír entre líneas; aunque no por los mismos motivos.

La poesía por sí misma, está hecha para hurgar entre sus líneas, así sale la luz, se generan múltiples significados, crecen las sugerencias, el lector y el autor se convierten en cómplices gozosos...
Mientras que la prensa, en el sentido más amplio, que está hecha para ser diáfana, clara y verdadera, está tan mediatizada por el poder, la tendencia del grupo al que pertenece el medio (periódico, tv, radio, etc...) que o lees entre líneas o te manipula de forma descarada.

Bien, ¿a qué venía todo esto?
Pues a una noticia que acabo de ver hoy mismo en un periódico.
En este caso no es que haya que leer entre líneas para sacar la verdad porque el artículo te esté mintiendo, sino porque detrás de la noticia asoma las orejas un lobo peligroso que rara vez recordamos y que algún día, a fuerza de ser cuidadosos y de querer defender los derechos de todos, podemos perder los nuestros.

El artículo se titula: “Prohibido desobedecer a tu marido en Kenia” y por si queréis leerlo en origen, este es el enlace: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/08/27/solidaridad/1251381579.html
.
Ojo, porque alguien ha metido la pata hasta dentro y aunque dicen “Kenia” en el título del artículo, en el fondo están hablando de Malí que es un estado totalmente diferente. ¡Veis como hay que leer entre líneas!
.
Pues bien, al asunto de fondo es el siguiente:
.
El Parlamento de ese país aprobó hace un mes una nueva ley de familia que establece la igualdad entre los cónyuges. En el artículo 312 de esa nueva Ley de Familia indica que “en el matrimonio, el marido y la mujer se deben respeto, lealtad, ayuda y asistencia”
También quería esta Ley dar similares derechos de herencia a mujeres y a hombres y establecer el matrimonio como una institución civil.
Bueno, pues tan lógicas y sencillas normas ha conseguido que se pongan de uñas muchos fundamentalistas musulmanes (el 90% de la población de Malí sigue la religión del Islam)
Algunos líderes religiosos lo han calificado de “obra del diablo”
Hadja Safiatou Dembele, presidenta de la Unión Nacional de Asociaciones de Mujeres Musulmanas ha llegado a afirmar: "Las mujeres pobres y analfabetas -las verdaderas musulmanas- están en contra de esta norma"... "sólo una pequeña minoría de mujeres quiere esta ley; son las intelectuales". Y aclara la buena señora que el Corán es muy "claro" al establecer que la mujer "tiene la obligación de escuchar a su marido". "El marido debe proteger a la mujer. La mujer debe obedecerle".
.
Ante las protestas, amenazas, etc, el Presidente de Malí, Amadou Toumani Touré, un personaje realmente interesante a mi modo de ver, promotor de esta ley y de otras muchas en beneficio de la igualdad y las mejoras en su país, se ha visto obligado a paralizar el proyecto afirmando que lo enviará a “una segunda lectura para asegurar la calma y una sociedad pacífica y para obtener el apoyo y el entendimiento de nuestros compatriotas"
.
Parece que todo este lamentable asunto está muy claro ¿no? ¿Qué más hay entonces? ¿Cuáles son las entrelíneas a que me refiero?
.
Pues van la entrelíneas:
.
Primera: Este país que es uno de los más pobres del continente africano y por tanto del mundo, y que tiene un presidente realmente notable y avanzado, es en un porcentaje altísimo musulmán, y con reacciones como estas se deja ver la impenitente intención de los fundamentalistas islámicos de hacer prevalecer sus normas religiosas frente a las leyes seculares. En muchos países lo están consiguiendo.
.
Segunda: Este país tan pobre es musulmán en tan gran medida por el tremendo atractivo que ciertas costumbres de esta religión tienen para los humildes; también para las sociedades que ya tenían una larga tradición de desconsideración hacia la mujer, entre otras cosas.
Todo esto nos remite a la gran culpa que Europa tiene respecto a su pasado (y a veces su presente) en el gran continente africano. ¡Cómo no van a sentirse atraídos por la apariencia de mejora solidaria que les proporciona el Corán!
.
Tercera: El Islám sólo es aparentemente benigno para la mujer. Es la que tiene que ser “protegida” pero sus derechos son inferiores a los del hombre, sus limitaciones sociales mucho mayores, los castigos por el mismo delito, mucho más duros que los del hombre (véanse los casos de adulterio) etc. En fin una maravilla que me lleva a pensar que cuando una mujer occidental defiende los criterios islámicos es que es ignorante o idiota, que no sé que es peor en estos casos. Y cuando son mujeres musulmanas que lo defienden desde dentro, pues qué queréis que os diga, como cuando las devotas católicas alaban las costumbres y leyes de una Iglesia que las relega siempre a segundo lugar (menos por cierto que en otras religiones pero...) Con esas posturas se defiende la desigualdad, la injusticia y la falta de libertad, se pongan como se pongan.
.
Cuarta: África es sin duda un continente con un inmenso futuro pero, dado el caos de fronteras dejadas por los europeos, la gran explotación de las multinacionales, las corrupciones propias y ajenas y otras lindezas, ese futuro parece que se aleja demasiado.
Por otro lado, la creciente islamización tiende a imposibilitar “per se” la modernización y crea a la larga un peligro que seguimos negándonos a ver, el que los fundamentalistas de esa religión tienen como objetivo —lo han dicho muchas veces—: que todo el mundo termine siendo musulmán.
El problema real no es que lleguemos a serlo sino las graves perturbaciones que se producen —aumentarán y mucho— mientras ellos lo intentan y nosotros no queremos.
Es que me recuerdan a cuando la "Cristiandad" estaba empeñada en que todo el orbe fuera cristiano. ¿Han cambiado los tiempos, no?
Y cuidado, que es injusto que los "progresistas" acusen de fascistas o xenófobos a quienes decimos esto. Quien de eso nos acuse no es alguien que quiere progresar, es un cretino que no tiene muy claras las ideas.
.
Quinta: Cuando la lider esa de las musulmanas en Malí afirma que las mujeres pobres y analfabetas —las verdaderas musulmanas— (sic) están en contra de esa ley y que
las que están en contra —una minoría— son las intelectuales
, yo me echo a temblar porque me doy cuenta de que en el fondo, pese a los magníficos intelectuales musulmanes de antes y de ahora —¡quién va a negarlo si soy el primero en admirarlos!—, el fundamentalismo está más basado en la ignorancia que en el conocimiento, en el atraso que en el progreso, en las diferencias que en la igualdad.
Me recuerda el gusto de tantos dictadores por mantener al pueblo lejos de la intelectualidad para poder manejarlo mejor. Extremo que también ejercen solapada e hipócritamente muchos de los procesos educativos en los países democráticos en los que el auténtico conocimiento, la intelectualidad real y el simple oficio autónomo de pensar con independencia está proscrito, mal visto o lleno de trabas.
La especialización, los recortes y la pérdida de lo auténticamente universal en las universidades, y la influencia que los poderes ejercen sobre la información, son manejos más o menos disimulados para conseguir lo mismo que los dictadores tradicionales: controlarnos para que no molestemos a los poderosos.
En todo caso, siempre lo digo: La sociedad en que vivo es un auténtico desastre y hay que luchar para mejorarla, darle la vuelta como un guante, lo que sea... pero si la salvación tuviera que venir del mundo musulmán fundamentalista, que venga Pelayo y nos liamos de nuevo, ójala pensamiento en ristre, porque no estoy por la labor.


14 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin Pelayo, porque aquellos eran otra cosa, gente civilizada, más que los cristianos en algunas cosas, que trajeron los números, conocimientos médicos, expandieron el pensamiento aristotélico, la sanidad, la astronomía...en fin, nada que ver con los fundamentalistas actuales que realmente quieren sumir al mundo en el mayor oscurantismo que existe: el del dictado de los dioses, el del dictado de la ignorancia. Ese mismo Califato Omeya, histórico e hispano, ha sido repudiado por los fundamentalistas como "decadente" y el comienzo de la pérdida (?) de la hegemonía islámica. Así que ya ves, la hegemonía es un valor...qué triste.
Gran artículo, valiente, decidido, y cuentas, como siempre, con mi palabra de apoyo. Porque hay que desenmarcarar tanto al Oriente como al Occidente, que, con sus medidas, apoya la regresión y, por tanto, la represión.
Salimos de la Edad Media Cristiana y caemos en la Edad de Piedra de algunos islamistas. Y los que cantan, tratan de dar un mensaje más libre y respetuoso con la libertad, como por ejemplo los sufís, son un minoría en este momento en Africa.
Sólo el laicismo de algunos dirigentes y la educación podrán resolver algo que las bombas de indeseables como Dick Cheney y Ronald Runsfeld han conseguido, en otros lugares, enardecer.
Así no vamos a ninguna parte...Aunque, habría que preguntarse a qué parte quieren llegar algunas potencias.

Emilio Porta

Javier dijo...

Estimado Enrique:

¡VAya articulazo! Es bastante posible que tras esto te tachen de reaccionario, fascista y unas cuantas perlas más. Pero tranquilo porque suscribo palabra por palabra todo lo que dicesm así que , con tu permiso me meteto en tu mismo paquete. Ya sé que no necesitas ningún apoyo, que tú sólo tienes armas de defensa, que tienes suficientes arrestos para afrontar la que se te puede venir encima. Pero estoy contigo. Por eso, por tu valentía para hacer una denuncia socialmente incorrecta en estos tiempos. Pero es la pura realidad. Has hecho algo que no es conveniente pero si importane y necesario. Y hay que decirlo desde ya,. No todo vale, no todo se acepta. Ah, y gracias porque me acabas de dar el artículo delmi blog para este finde. Un abrazo
Javier

antonio castillo dijo...

Muy bueno don Félix. Personalmente me siento más de izquierdas que de derechas (bueno, a ver cuando superamos esa majadería decimonónica de las direcciones), aunque no sigo todas sus banderas para nada, eh, pero que conste que rubrico tu texto en su totalidad. Sólo hay que tener un par de dedos de frente para darse cuenta del peligro de jugar a ser buenos con gente que no lo es. Mejor dicho, tampoco es que sean malos, es que una nube de opacidad les envuelve y no son capaces de discernir con claridad lo verdaderamente espiritual de lo que sólo es necedad. Me refiero a esos líderes religiosos que alientan la injusticia y el salvajismo en nombre de Dios. Si existe infierno, yo creo que estará concebido especialmente para ellos. Hay que dejar las cosas muy claritas a quienes quieran vivir en nuestra casa, aquí las reglas del juego las ponemos nosotros, porque son las menos malas y por que nos ha costado mucho sufrimiento el hacernos con ellas.

Enriue Gracia Trinidad dijo...

Amigo Antonio: Eso es exactamente a lo que me refiero.
También pienso que debemos relativizar los términos izquierda y derecha, aunque también me sitúo más cerca de la izquierda, en mi caso vía Bakunin, esquina a Pi y Margal, y demás libertarios, hacia la vía federal. Pero sigamos.
Tampoco sigo banderas, no, gracias, en todo caso la negra con calavera y dos tibias.
Lo de ser buenos con gente que no lo es me parece claro y rotundo (aunque los "demócratas de librillo" pongan muecas)
Y lo de dejar las cosas muy claritas a los que quieran vivir en "nuestra" casa para que acepten las reglas del juego a las que tanto nos ha costado llegar, perfecto. También teniendo en cuenta que este mundo es de todos y para todos, pero, como indicas, si están aquí, que jueguen al juego de aquí (lo hizo perfectamente Australia) y hay quien los acusa de fascistas. ¡Qué le vamos a hacer!
En fin, amigo, que muy de acuerdo.
Por cierto, me llamo Enrique y no Félix.
A los comentarios de Emilio y Javier: gracias también.
Nota para Emilio: La invocación a Pelayo es sólo una broma de mi amor por Asturias (España, lo demás, terreno conquistado) y que conste que en la primera invasión del 711, los musulmanes que llegaron eran una panda de infumables también. A los que t´´u te refieres es ya a los omeya instalados y "corrompidos según el Islám" por la mejor vida en Al Andalus, luego llegaron los otros bestias de los almoravides y almohades, a seguir fundamentalizando a su gente... y ahí sí que tiene sentido la reconquista ¡por brutos!
En fin, charlaremos.
Abrazos enormes.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Manuel dijo...

Querido Enrique, por necesidad, por densidad, porque así lo he querido, he demorado mi comentario a esta gran lección magistral que nos regalas.

En realidad, pienso, lo de menos es el gazapo de El Congo. Como si hubiesen puesto cualquier otro País. Pero lo cierto es que a través de la lectura de tu artículo, no podía evitar que mi pensamiento se fuese constantemente a la historia de la Iglesia Católica. Y me venían imagenes - y música: genial Morricone! - de La Missión. Sobran comentarios, todos hemos visto esa obra maestra.

El desarrollo de la Iglesia Católica se ha producido en el cuadrante nor-occidental del planeta: el privilegiado. Sus extensiones al Cono Sur y otros lugares del mundo, incluída Asia, creo que son solo secunadarias al enorme desarrollo de poder alcanzado en Europa.

Y creo que el inmovilismo que le es propia a esta Iglesia Romana ha sido la causa de su decadencia actual. Los apostólicos venden mal a la gente de ahora. Proliferan comunidades adventistas, evangelistas, mormónes y cualquiera otra. Sus ritos se escuchan en todos los barrios cada fin de semana. Las familias acuden juntas, se arreglan con unos colores maravillosos. Ríen.

Pero la Iglesia Católica se queja de la falta de vocaciones... Quizá sea consecuencia exacta de sus propios actos. ¿Quien sabe?.

Ah!. Y totalmente de acuerdo con tu criterio de que Fundamentalismos y Dictadores se nutren de la ignorancia.

Gracias por estar entre nosotros.

Carmen Silva dijo...

Acabo de terminar un libro magnífico que se titula "MIL SOLES ESPLÉNDIDOS" del escritor Khalened Hosseini, nacido en Kabul e hijo de diplomático, en él se pone de manifiesto todas las injusticias y los atropellos que los talibanes cometían y cometen con las mujeres. Como un hombre puede pegar de manera brutal a una mujer, incluso matarla y no pasarle nada y como una mujer si se revela contra el marido puede acabar ajusticiada y muerta. Es un libro precioso que te deja mal sabor de boca por la realidad de su contenido en el que los padres concertaban matrimonios de niñas de 15 años con hombres desconocidos treinta años mayores que ellas, como estas niñas eran sometidas a las más bajas tropelías por el hecho de no concebir un hijo o concebir una niña.
Justo después de leerlo leo el artículo de Enrique Gracia y aunque no he leido en el que él basa su comentario, si he leído el comentario de Javier Ribas y el de Emilio Porta. ¿Ayudar a quién? a los bestias que maltratan a las mujeres, a las mujeres que aceptan el maltrato sin rebelarse aunque en ello implique la muerte. Es muy complejo todo este sistema de asesinatos en nombre de las religiones. Siempre me han parecido absurdas las guerras santas y matar al prójimo en nombre de Dios o de Ala. Creo que ante estos hechos no es posible diferenciar entre derechas o izquierdas y yo también anhelo el día en que esas denominaciones no existan. Mucho antes que nosotros Ortega decia: "Ser de la izquierda es como ser de la derecha una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser imbécil: ambas en efecto son formas de la hemiplejia moral..." Escudarnos en ideologias o en religiones para cerrar los ojos ante las barbarie nos acerca bastante a los que las

Carmen Silva dijo...

HE CORREGIDO DOS errores ANTES DE DAR A PUBLICAR Y LAS DOS HAN SALIDO SIN CORREGIR. REBELARSE Y PRÓJIMO. Ruego acepteis mi corrección posterior

Rosa dijo...

Querido Maestro, creo que ya es hora de que te dé la bienvenida. He querido dejar pasar los primeros momentos de euforia, de tanta gente feliz por unirte a nosotros, para que pudieras ir disfrutando de cada entrada y de todo el cariño que te dejan.

Ahora, que ya no puedo contenerme más, te dejo mi mejor sonrisa por tenerte (y sobre todo por saberte) aún mas cerca. Es un honor compartir espacio contigo, Maestro. Gracias por estar y bienvenido.

Un abrazo

PD.Me encantó verte y más aún oírte en Youtube

Emilio dijo...

Con perdón, como siempre. El artículo trae, como ves, grandes iluminaciones, no otra cosa son algunas comentarios. Articulo, contra-artículo...Sólo unas pequeñas referencias: Todavía me quedo clavado en la butaca cuando escucho la música de La Misión, y más cuando recuerdo al padre Gabriel enfrentándose al Poder establecido, con el arrojo y la valentía de la integridad y el verdadero amor al prójimo, tan lejos de la Historia de la Iglesia. Cuando al final, en la película - una de las más grandes de todos los tiempos - cae, con los disparos de los mosquetones, en esa impresionante imagen de Jeremy Irons, cae el propio mensaje, la parte buena del mensaje cristiano, asesinado por los que dicen difundirlo...el comentario es espléndido, Manuel, como lo son los de Carmen Silva y Antonio Castillo, que te llama Felix, Enrique, en un lapsus... sin duda porque no tienes nada que envidiar en su ingenio y altura poética, a Don Felix Lope de Vega y Carpio, tan aficionado, como vuecencia, al teatro. Tu, también levantas la bandera - aunque, como yo, no seas partidario de ellas - no sólo del pirata libertario que no se somete a las normas, sino la de Fuenteovejuna.
Por cierto, cómo me gusta el título, y el contenido, del homenaje de Javier, en su blog. Qué claridad, que bien nos sentimos al leerlo tus amigos, los que te queremos. Porque te lo mereces.

Enrique Gracia Trinidad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
antonio castillo dijo...

Perdoname Enrique por la equivocación en tu nombre. Hacía poco había leido un escrito de un tal Felix Gracia y de ahí el lapsus.
Yo también te quiero dar la enhorabuena y al mismo tiempo las gracias por entrar en nuestra asociación. Es un enorme honor para mi el compartir este espacio, caracterizado entre otras cosas por unir a principiantes, sin duda yo el más nobel de todos, con maestros consumados.

Edu dijo...

El mundo musulman se quedo anclado en el mediovo. Pero a ello tambien contribuyo occidente, con las trabas que opuso al proceso de descolonizacion de esos paises.
Un Saludo

Anónimo dijo...

Sin duda...igual que a las Cruzadas y a arrasar y pasar a cuchillo a toda la población árabe de Jerusalen, incluidas mujeres y niños, debió de contribuir el Emperador Constantino unos siglos antes...O Herodes el Grande, ya puestos. Pero los que más contribuyen al atraso, sin duda, son los los Ayatollahs y los Monarcas de naciones como Arabia Saudí que, mientras veranean en Marbella con sus séquitos, pagan y mandan instruir a los imanes salafistas y wahabies, los más radicales en la aplicación de la sharia y construyen mezquitas en todo el mundo para difundir un mensaje que coge lo peor del Corán y olvida el contexto histórico en que se escribió.
Pero vamos, hace mucho tiempo que me fijo más en la frase genial de un amigo mío que dice: "No me importa el por qué, sino el qué".

Emilio Porta