SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE SECCIONES QUE PUEDEN INTERESAR. GRACIAS POR VISITARLAS.


27/10/08

HAY DEMASIADOS DISFRACES

(Foto de Paula Gracia)

HAY DEMASIADOS DISFRACES,
DEMASIADA MENTIRA
DEMASIADA HIPOCRESÍA,
(y no todo en el mismo sitio)
Mi mundo es imperfecto, el sistema que tenemos en occidente es depredador, tirano, falto de escrúpulos, deleznable...
Hay que cambiarlo, hay que modificar las cosas, acabar con los abusos, la corrupción, las terribles diferencias sociales, el embrutecimiento de los ciudadanos...
No entiendo ni acepto que en nombre de la libertad se comentan tantas maldades.
PERO
tampoco entiendo ese extraño “complejo de culpa” o “flojera inconsciente”, o como se quiera llamar, de algunos sectores sociales que, por un visceral antiyankismo, alaban lo que esté en contra de USA y sus adláteres occidentales venga de donde venga y aunque sea un desastre igual de detestable.

Quiero cambiar lo que de malo tenemos en occidente, no me interesa para nada la forma de vida estadounidense (la mía —por ejemplo—, la española, es muchísimo mejor)
PERO
hablo de mejorar lo que tengo, no de sustituir lo malo que ahora sufrimos por otros sistemas que son, según entiendo, mucho peores.

SÍ,
me estoy refiriendo, entre otras lindezas, a eso que llaman Islamismo.
Ya sé que no son integristas radicales todos los que siguen a Mahoma... pero la cosa no ha parado de radicalizarse y amenaza con ir a peor.
Otro día hablaré de otros que también...
En el fondo, los humildes y explotados, lo son igual --salvadas ciertas diferencias graves-- en unas y en otras culturas (europeos, americanos del sur y del norte, musulmanes, judíos, orientales, africanos...) y contra esa injusta diferencia hay que luchar, pero sin cerrar los ojos y dar por buena cualquier cosa con tal de que se la suponga antiamericana (antiUSA, digo)

VAN AQUÍ UNAS CUANTAS “PERLAS” DEL MUNDO ISLÁMICO.
No me explico cómo hay alguien en nuestro corrupto y reformable entorno occidental que pueda estar a favor de semejantes individuos por el mero hecho de que ellos están en contra del sistema capitalista yankee-europeo (y nos meten a todos en el mismo saco) (por cierto, ellos —los árabes— también son capitalistas y ¡de qué manera!)
Un aviso: Si alguien afirma que estoy a favor del imperialismo y todo eso, es que no sabe leer, porque arriba lo acabo de dejar muy claro.
¡Y me encantan los disfraces! ¡Pero en Carnaval!
VIDEOS DE "YOU TUBE" SOBRE CIERTOS ASPECTOS DEL ISLAM

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aviso para navegantes: Estudiar, conocer, informarse de forma exhaustiva, antes de hablar y tomar postura es una norma de higiene mental. También una forma de no hacer el ridiculo intelectual y vitalmente. El otro, el social, no me interesa. Hace mucho tiempo que estoy en contra de los "ismos" vengan de donde vengan. Se caracterizan por el seguimiento de doctrinas sin crítica. Aprecio como el que más la cultura árabe. Fundamentalmente aquella que dió matemáticos, médicos, filósofos, astrónomos, arquitectos, poetas...aquella cultura que, en Al Andalus, respetaba la libertad de todos los seres humanos y la convivencia y que valoraba a la mujer y no la intentaba meter directamente en una jaula de la que puede salir para deleite sexual del hombre. La cultura árabe,que dio historias como las de Las Mil y Una Noches, y personajes como Averroes. La cultura que, precisamente los "islamistas" tratan de erradicar,considerando "desviacion"todo lo que no sea el pensamiento (?) único y uniforme, la alienación del individuo en nombre de Alá, un Dios al que no se puede críticar y por supuesto, del que no se puede dudar de su existencia. El fanatismo religioso siempre ha sido una lacra social en todas las épocas. Lo que llamamos Occidente, la Cristiandad, no se escapó de este estigma. Entonces los "infieles" eran otros. En las Cruzadas se masacraban poblaciones enteras, incluidas mujeres y niñas, en nombre del Dios único y verdadero. Y no hablemos de aquella verguenza imborrable de la Inquisición. Pero eso no tiene ya remedio. Era producto de la ignorancia. Occidente pasó por la Ilustración y el Racionalismo y superó, en gran parte, la ignorancia religiosa y la intolerancia. Lo no pasó en los países árabes. El Islam no acepta la democracia, todo es teocracia, y asi se da la paradoja de que el único país realmente democrático en su estructura social es Israel. Del tema Israel habría mucho que hablar. Y no es el momento. Pero está claro que la gran culpa de que no haya también un Estado Palestino no la tiene sólo el pueblo judio, más bien las naciones árabes que fueron las que atacaron Israel al día siguiente de la partición de Palestina. De cómo se formó Israel, de las ventas de tierras (durante todo el siglo XIX y principios del XX) a los colonos judios por parte de los jeques locales árabes que las poseían (tierras, por otro lado, deserticas y con poblaciones nómadas) habría también que hablar. Y por supuesto todos aquellos que hablan de expolio sin conocer la historia. El resto - fundamentalmente el terrorismo continuo - ha sido una expansión a costa de los ataques árabes y las guerras perdidas por estos. La ignorancia de todo el tema palestino por parte de algún sector de la izquierda es asombrosa. Y que gente del Partido Comunista como Picasso y Jean Paul Sartre, defendieron las tesis de Israel en la Guerra de los Seis Dias (Israel nunca empezó esta ni el resto de las guerras) ni se sabe. Es decir, deberíamos informarnos, conocer, estudiar a fondo los asuntos de los que tan ligeramente o emocionalmente hablamos.Yo no me caracterizo precisamente por ser un hombre de derechas, por lo tanto no soy dudoso. Pero creo en la libertad. Solidaridad con el pueblo palestino, toda. Creación de un estado palestino: ya. Pero, por favor, no en nombre de Alá, no con movimientos que anulan la libertad de pensamiento y obra. No con la reacción y la ignorancia. No a bombazo limpio. Volvamos a los orígenes de unos pueblos semitas unidos y que se respetaban antes de que Godofredo de Bullón en el siglo XI conquistará Jerusalem en nlmbre de Jesus e hiciera correr rios de sangre por sus calles, y antes de que el arcangel Gabriel dictara, teóricamente, el mensaje del Corán a Muhammed. Volvamos a la cultura y la verdadera civilización. La civilización del conocimiento y el respeto a todas las ideas y todos los movimientos.
Y no olvidemos que judios eran Karl Marx, Einstein, Kafka, Saul Below (Premio Nobel de Literatura hace pocos años)Freud...Seamos serios y objetivos y demos a cada pueblo y a cada ser humano su lugar. Y luchemos por una Palestina laica y progresista y un Israel humano y democrático, sin atisvos de Sionismo. Luchemos por un mundo mejor sin tomar partido por la reacción. Y menos por la reaccion y el integrismo religioso.

Emilio Porta.

Anónimo dijo...

Puntualización al mensaje anterior: el único país de estructura democrática en Oriente Medio, aunque haya paìses como Líbano, Egipto...donde haya atisbos de democracia ( lo de Irak es una broma - trágica broma - impuesta por Estados Unidos en una de las invasiones mas vergonzosas de la Historia ). El gobierno de Bush tiene el triste honor de haber sido el primer gobierno de un Estado que en el siglo XXI realiza bombardeos masivos e invade un estado soberano. Olvidamos facilmente pero Irak era un estado laico, donde había libertad religiosa, un ministro cristiano (Tarik Aziz) y a cambio América (USA) ha conseguido instaurar una República Islámica, (así se llama ahora, Republica Islámica de Irak) con un gobierno chii (los iranis son mayoritariamente chiis) y amigo de Irán (a Irán fue la primera visita a un país extranjero del actual primer ministro (es un decir...) iraquí. 80.000 muerts y un millón de exilados, entre ellos la mayoría de los cristianos que había en Irak. En fin...ese es otro tema que produce indignación y vergüenza. Y no digamos el triste papel que nos tocó jugar a los españoles saltándonos a la ONU para hacernos una foto en las Azores...

E. Porta

Cristi dijo...

Enrique Gracis, ¿Dónde estás corazón, que no oigo tu palpitar? Estoy casi de acuerdo en todo lo que dices sobre el mundo y su necio engaño, es imperfecto, me gustaría cambiar algunas cosas, pero por cosas mejores. ¡No al fanatismo, no a la intolerancia!
Besos apurruñados, Carmen Cristina