SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE SECCIONES QUE PUEDEN INTERESAR. GRACIAS POR VISITARLAS.


11/10/09

CARTA ABIERTA AL ALCALDE DE MADRID

Aspecto de uno de los lugares por donde pasan los peatones en las obras de la Plaza de Colón de Madrid. ¡Venga, anímense, salten el charco, pisen el barro, que se les escape un niño de la mano y se meta en una zanja! (foto EGT, 7 octubre-09, 23,00 horas)

Señor Gallardón:

Puedo estar equivocado en algún aspecto (algo que los políticos casi nunca reconocen), pueden faltarme datos, casi siempre porque ustedes nos los ocultan, pero tengo que hablarle sin tapujos, aunque usted, asentado en su pedestal, me temo que ha dejado de escuchar a la gente hace mucho, y eso le ha separado de la realidad (en tiempos creí que no era usted así)

DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS
Ahora que le han dejado a usted sin sus juegos olímpicos —parece mentira que siendo tan inteligente no se diera cuenta de que la jugada estaba perdida de entrada— ya podrá usted dedicarse a trabajar en serio por el deporte. ¡Qué bien! Todos los fondos destinados a promover el deporte entre los niños y los jóvenes, en ayudar a crear las bases para que la población sencilla pueda hacer deporte en vez de estar mirando cómo lo hacen unos cuantos atletas, muy respetables por cierto mientras no engañen al fisco. O sea, ahora, a dedicarse al deporte de verdad.

Le va a quedar dinero para promocionar todo esto. Lástima que los cientos de millones que se han invertido en la candidatura ya no se puedan recuperar. Y hablo sobre todo del muchísimo dinero que se fue en ir de un lado para otro, monarcas, políticos, etc. intentando conseguir algo que hasta el más simple sabía que no se iba a conseguir.
¿Tiene las cuentas de lo que costó la delegación española que acudió a ver cómo le daban los juegos a otro país?

No basta con estar más preparado, ser más guapo, más alto y mejor. En estas decisiones, como en tantas otras, ya sabía usted que influyen otros muchos factores ¿cómo se dejó llevar? ¿o fue usted el que nos llevó? La famosa “corazonada” era un lema ingenuo y un argumento inútil, pero ¡venga! ¡todos erre que erre! ¡Vamos a poner el dinero de los contribuyentes para seguir saliendo en la foto!

DE LAS OBRAS
¿Pero le pasa lo mismo que con todo, verdad? Por ejemplo las obras. ¡menudo tema!
¿No se le ha ocurrido terminar ese montón que tiene a medias antes de hacer otras nuevas, muchas de ellas innecesarias?
¿O era necesario cambiar a Colón de sitio? ¿o era necesario cambiar tantas aceras del centro? Usted sabe, o debiera saber, que muchas estaban arregladas desde hace poco mientras que hay otras —lejos del centro sobre todo— que llevan muchísimos años sin arreglarse para nada. ¿Quiere que le lleve a verlas? Pues cuando quiera.

Yo le conocí a usted hace muchos años, compartimos buenas ideas y criterios interesantes, me pareció sensato e inteligente pero el tiempo le ha convertido en otra cosa. Ahora usted no conoce su ciudad, no acude a los sitios de improviso, se los “maquillan” siempre antes de que usted llegue (¡como hacían con Franco, vamos¡ y como hacen con casi todos los prebostes) Está fuera de la realidad, se ha perdido en su "grandeur".
Yo le sugiero que conduzca usted, sin chofer, por los túneles de la M30 para que vea que la cartelería está mal puesta y confunde y los pobres que vienen de fuera se pierden irremediablemente; también los de Madrid de toda la vida.
Yo le llevaría por mi barrio con una silla de ruedas o un carrito de niño y descubriría que uno se desespera y se juega el pellejo porque no hay forma de circular por unas aceras estrechas, llenas de postes, de tapas sin cuento, de recovecos, hundidas, con rebajes mal hechos... desde tiempo inmemorial, mientras otras obras "de adorno" se multiplican.

¿Qué pretende? ¿volvernos locos a todos con las obras para que poco antes de las próximas elecciones salir inaugurando sin parar y que todo el mundo —olvidadas las penalidades— diga “¡bueno, pues ha quedado muy bien!” y le vote?
Porque la gente tiende a olvidar barbaridades y agravios cuando se acaban y se conforma con haberlos perdido de vista.

Por cierto, se han cerrado o multado muchas obras privadas por no cumplir las normas de seguridad o ensuciar la vía pública o hacer ruidos.... ¿Ha visto usted cómo están las obras municipales en las calles de Madrid? ¡Ni las ha visto! ¡Y si las ha visto es que no tiene ni un ápice de vergüenza! Los ciudadanos saltando entre chapas, vallas, conos, montones de tierra, barro, alambres, máquinas... jugándose un arañazo, un tropezón, un accidente más serio... ¡Si usted aplicase las mismas normativas a sus obras que a las ajenas, cerraría más de la mitad por no cumplir reglamento alguno! ¡Pero nada, ni caso! (la paja en el ojo ajeno, sí; la viga en el propio ni de broma)
Yo mismo me torcí una rodilla pisando una chapa que hacía de acera y que se movió a mi paso! ¿Qué hago? ¿Denuncio al Ayuntamiento? No, porque no tengo testigos, porque me van a ahogar en papeleo, porque “juicios tengas y los ganes” sobre todo contra la administración... Eso, señor Gallardón, es una de los muchísimos despropósitos que sufrimos los madrileños, y en los que usted, le guste o no, tiene grave responsabilidad, aunque no lo reconozca, aunque se salga con la suya y al final le importe un pito y le voten los que ahora protestan pero por lo bajo (costumbre secular de muchos ciudadanos de este pueblo a veces tan magnífico y muchas más tan miserable)
DE LA CULTURA
También podríamos hablar de cultura. ¿Qué le parece saber que prácticamente todos los centros culturales está en menos del 50% de la actividad que hacían hace 4 años? ¿No se lo ha contado nadie? ¿Le han engañado o se ha dejado engañar? ¿Quiere que le enseñe los programas de varios centros culturales de distintos distritos; de hace unos años y de ahora? Que conste que los tengo. ¿Es decisión suya? ¿Dónde va ese dinero que se empleaba en teatros, conferencias, recitales, conciertos, etc. por todos los barrios de Madrid para miles de personas? ¿a las obras que no terminaremos nunca de pagar?
¿La deuda de miles de millones acumulada —más de 5 veces la de Barcelona por ejemplo— necesita que se pare cualquier otra actividad durante años? ¿Eso es servir a los ciudadanos que pagan y votan?
Eso sí, cuando se trata de un “gran montaje”, del aparente “pan y circo”, de un espectáculo en la calle para que las fotos salgan muy monas, se contratan especialistas caros y a ser posible extranjeros, se cierran avenidas cueste lo que cueste, se dispone de efectivos de todo tipo... ¡Y se utilizan los fondos negados a los centros culturales de barrio, a las asociaciones de vecinos, a la cultura de base. Como en el deporte, que indicábamos antes: dinero para la aparatosa parafernalia puntual siempre que salga en las fotos, y escasez para el día a día.

Podíamos seguir con otros temas, pero baste por hoy. Me consta que es inteligente; tanto como para saber todo esto y como para convertir las críticas en triunfos, pero sabe como yo que no le estoy hablando como los madrileños enfadados cuando Carlos III quería “lavarles la cara”. Sabe que lo que le digo es cierto y que las buenas intenciones arrastran a veces mucha incuria. No quedará usted para el futuro como el gran renovador de Madrid que se pretende sino como el ególatra despilfarrador que está empezando a ser.
Y fíjese que pienso que usted sería capaz de cambiar, pero cada vez le va a costar más porque cada vez está más alejado de la vida real. ¿Tanto cambia el poder?

Atentamente

5 comentarios:

A./ dijo...

Vaya, encantado de re-conocerle, D. Enrique

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Pues señor A./, por si es el caso, a su entera disposición, y más allá de la crítica que a veces nos hace reconocernos mejor, con el mayor espíritu de trabajar por esta ciudad nuestra a la que amamos y con la que colaboramos cada cual en su medio.
Cordial saludo.
graciatrin@yahoo.es
Enrique Gracia

Emilio dijo...

Pues si, estimado Sr. A...( o, si no lo fuera, Sr. Alberto Ruíz-Gallardón, hasta este momento, gran alcalde de Madrid y ahora desastroso principal responsable de TODO ESTO). Enrique Gracia, escritor y madrileño de pro ha puesto el dedo en la llaga. ¿Sabe lo que les pasa a casi todos los políticos? No escuchan. No ven más allá de lo que quieren ver. A Ud. Sr. Gallardón, un gran trabajador y un hombre inteligente, le han puesto unos cuàntos una visera para que sólo vea lo que a ellos les interesa. Las obras y el Estado de Madrid se han hecho, se están haciendo, sin pies ni cabeza. El artículo de Enrique Gracia merecería ser visto por todo el equipo de gobierno (?)...estos meses no ha existido más que un gobierno de "corazonada" inútil, menuda "gilipollez" publicitaria, por cierto, como si todos fuéramos subnormales...Y se ha perdido un tiempo y un dinero preciosos, porque, no se engañe...todo lo hecho para 2.020 no vale para casi nada...algunas construcciones deportivas para entonces tendrían 10 años y habría que remozarlas, transformarlas...En todo lo dicho por Enrique suscribo su escrito. Pero hay algo más: ¿obras para dar trabajo? ¿Y el trabajo que quitan y la ruina que añaden a comerciantes - sobre todo pequeño y mediano comercio - de todo tipo? ¿Y el desastre para el "turismo" de Madrid? (Nadie quiere venir en cuanto saben - y ya lo saben - como se encuentra) ¿Y los cientos de miles de horas de trabajo perdidas en los atascos y tránsitos? ¿Y el desgaste "psicológico" de los ciudadanos? ¿Y el terrible endeudamiento para...casi nada porque, como dice Enrique, necesarias, necesarias, sólo el 30 por ciento, como mucho, de las Obras?. Ni en los peores tiempos de la ciudad se ha vivido una pesadilla como esta. Los que le decimos esto, señor Ruiz Gallardon no somos sus enemigos, sino sus amigos, fíjese ud. por donde, pero no los que le aplauden y jalean ni le han acompañado en el despilfarro de Madrid 2016 (vaya birria también de logotipo, por cierto, parecía la manopla de un payaso...). En fin, ha estado ud. muy mal aconsejado. Después del gran éxito - y pasar por el calvario, pero merecía la pena - de las obras de la M-30, los madrileños no nos merecíamos esto. El mayor sin sentido y absurdo vial de la Historia de Madrid. ¿De verdad cree que lo de Colon se necesitaba?. ¿O lo de la Plaza de Santa Barbara, con lo bien que estaba? ¿Y lo de Serrano...? Eso no tiene nombre...Y a la vez TODO, todo a la vez: obras del metro en Alberto Aguilera, calzadas destrozadas, aceras innecesarias mientras otras están destrozadas, asfaltos hechos polvo y vaya ud. a saber cuando se arreglan... NUNCA HA ESTADO LA CIUDAD PEOR. Nunca se ha despilfarrado más dinero. Es lamentable que su imagen, que era extraordinaria, sus consejeros de Economía y Obras Públicas la hayan, con su anuencia, arrojado a la basura. Rectificar ahora es prácticamente imposible. Dé gracias a que la oposición es un desastre y Madrid no es el feudo precisamente de la misma. Debería hacer un acto de humildad y contrición. Pero, sobre todo, debería de explicarse en público, pedir disculpas o, si no lo hace, poner fin a este CAOS Y DESASTRE LO MAS PRONTO POSIBLE. Y, POR FAVOR, QUE NO INICIE NADIE NADA MAS HASTA ACABAR ESTA HORRIBLE PESADILLA.

Emilio Porta

María BlancaNieves dijo...

Denuncias claras y contundentes. Que nunca calle tu voz de libertad y justicia.
Ya no me sorprende lo que es capaz de transformar a una persona el poder.
Gracias por abrirnos los ojos.

Un abrazo cordial y respetuoso.

Anónimo dijo...

Parece que al Sr. Ruiz-Gallardón su artículo le ha llegado...y ha empezado a reflexionar. Pensaba remodelar la Gran Via madrileña en esta misma legislatura. Y acaba de anunciar que lo deja para la próxima. Lo curioso es que se remodeló hace muy pocos años. Esperemos que, cuando se inicien los trabajos, hayan acabado los actuales. Creo que, con respecto al Ayuntamiento de Madrid el proverbio "Obras son amores y no buenas razones" habría que dejarlo en "Obras sin amores y con pocas razones".

Ricardo Sanz Madariaga

Nota: Como madrileño y vecino de la capital desde hace 30 años me uno al artículo de Enrique Gracia y solicito la pena de esos treinta años, más un día, para el Alcalde más "obrero" del partido popular.