SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE PESTAÑAS INTERESANTES. GRACIAS POR VISITARLAS.

Este blog sigue dedicándose a actividades culturales aunque no le es ajeno el compromiso humano


17/5/10

¿QUÉ DIABLOS ESTÁ PASANDO?

NOTA: Esta entrada se repitió por algún error mío. He suprimido la repetición y pasado aquí los comentarios que tenía.
La siguiente entrada (más arriba) es contestación a uno de esos comentarios (no cabía en su sitio)
Enrique Gracia

.
Uno se va el Viernes Santo por ahí, de viaje, con sus hijos, a ver algo de mundo, a tomar el aire, a disfrutar de un día juntos. De repente aparece en Ocaña (Toledo) y se encuentra con una procesión multitudinaria. ¡Pues qué bien! ¡Vamos a verla!

Hasta aquí, todo normal: Capirotes, tambores, pasos religiosos... lo suyo.

Y de repente, en medio del gentío de aquella plaza, levantas la vista y ¡zas! un monumento de buen tamaño ¡a los caídos por Dios y por España! ¡con un busto de J. A. Primo de Rivera en un lado y el yugo y las flechas franquistas por otro y hasta el escudo anticonstitucional del aguilucho. (foto abajo)

Para más INRI (que se vea que estamos puestos en lo de la Semana Santa) un cartel bajo el busto del fundador de Falange que dice: “Restaurado en MCMLXXXIV” (o sea 1984) ¡vaya, ya en la democracia! (foto abajo)

A esas alturas, ver también carteles con “Calle del Generalísimo” y otras similares ya ni te extraña. (foto abajo)
A partir de ese momento, se te atraganta la procesión, el desayuno y hasta la comida de hace dos días.

¿Y hay quien dice que es provocar andar buscando las fosas donde están los “caídos” del otro bando en la Guerra Civil o en los primeros tiempos de Franco?
¿Y hay quien dice que la Transición fue un ejemplo porque todos olvidaron? ¿todos?
¿Y hay quien quiere cargarse al Juez Garzón?
¿Alguien pasará todos los días por ese monumento y tendrá que aguantar que su padre o su abuelo sigan en una cuneta perdida, tapada por una autovía o en un descampado remoto? ¿Alguien dirá que yo estoy despertando las dos españas por decir esto?
¿No son precisamente estos monumentos y otras historias los que mantienen la división entre los que eran unos buenos caídos y los que eran unos malvados que hay que ignorar?

Estamos en el siglo XXI, hace más de 70 años que acabó aquella maldita guerra, hace 35 años que murió el dictador… Parece que estamos en una Democracia en la que todos somos iguales (sic) Hay que evitar que las heridas del pasado sigan enconadas… Pues no es este el camino, digo yo.
Esto es una auténtica barbaridad.
Algo huele a podrido y no precisamente en Dinamarca… en Ocaña si, desde luego.

































12 comentarios:

carlos guerrero dijo...

Sinceramente, Enrique, me dejas de piedra con tu "descubrimiento". Estoy contigo que ya es hora en que las cosas vuelvan a su sitio y así poder correr un tupido velo sobre tanta ignominia como preside nuestra historia reciente.

Un abrazo

Bletisa dijo...

¿Y de qué te sorprendes Enrique?
Es la España de charanga y panderete, cerrado y sacristía......no hagas ni puto caso y no vuelvas por Ocaña, son un coñazo de gente consentidora más antigua que el mear.
Hay cosas mejores que hacer, te lo aseguro.

carmen jiménez dijo...

Hace un par de semanas publiqué una entrada titulada "Condenados al olvido". Es mi manera de recordar. Mi manera de no olvidar lo que nunca debió pasar, lo que nunca debería volver a pasar. Además después de estos capirotes, ¿cómo olvidar? ¿Acaso creen que tienen el derecho de imponernos también el olvido?
Un abrazo Enrique.

Jesús Arroyo dijo...

Enrique ¡vamos a ver! ¿para qué nos recuerdas todo esto? Deja a los capirotos tranquilos, ya llegarán los bueyes y se pondrán el yugo, Robin Hood utilizará las flechas y la placa lo único que anuncia es que en ese pueblo será la próxima feria general del simo. ¡Coñe! que le sacas punta a todo... ¡joé!
Y el aguilucho no es tal, es una gallina escapada del patio de la prisión, la pobre.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Sí, sí, amigos, tenéis todos razón, pero ¿a que es como para quedarse de piedra? Mis hijos y yo no salíamos de nuestro asombro. Y mira que la procesión tenía su encanto con su colorido, sus músicas, su gente peripuesta... Devoción no me parecía que hubiese mucha, más bien fiesta y espectación que otra cosa porque la gente andaba diciendo ¡que bonito! ¡este año la virgen está más guapa", "mira, mira, ese es fulano", ¡ay, hija, cómo te has puesto! y esas cosas pero poco más.
En fin eso me importó menos. Lo grave era el munumento que está ahí, erguido como una sombra de un pasado que hay que superar y no superamos.

Luisa Arellano dijo...

Enrique, permite que responda a Carmen cuando hace la pregunta ¿Acaso creen que tienen el derecho de imponernos también el olvido?... Pues si, Carmen, de eso se trata de imponernos el silencio y el olvido, de hacernos sentir culpables si denunciamos cosas como las que nos trae Enrique, que no solo hay en Ocaña. Parece que la única forma de pasar página es seguir siendo “vencidos”… ¡cuánto nos falta aún para ser una sociedad democrática y libre del estigma de aquella abominable guerra!

En verdad no hemos avanzado absolutamente nada… es más, con Garzón fuera de la Audiencia, estoy convencida de que hemos retrocedido. Lo de “atado y bien atado” toma cuerpo y color.

Goy dijo...

Que diablos esta pasando?

Pues esta pasando que en este pais, la gente, en vez de vivir el presente y mirar hacia el futuro, estais mirando al pasado con ira!

El viejo refran que decia que "agua pasada no mueve molino", parece que se ha olvidado; quereis reescribir el pasado, enterrar a unos y desenterrar a otros.

Si los que ganaron la guerra, despues de haber sufrido la represion durante la republica, erigieron monumentos; en vez de reprocharselo, haced vosotros otros monumentos a los que perdieron!

Eso seria lo justo, porque todos los que murieron perdieron, fueran del bando que fueran!

El franquismo señalo a los rojos como los "malos" y ahora, la progresia señala a los franquistas como los "malos"!

Lo que si es evidente, es que en estos ultimos años habeis desenterrado las dos Españas enemigas!

Mi familia lucho y sufrio los dos bandos.

con todos los problemas que hay en este pais....

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Por algún error mío esta entrada se ha duplicado. Como hay comentarios en ambas, remito a los posibles lectores a los comentarios de la otra.
Lo siento
Enrique Gracia

Enrique Gracia Trinidad dijo...

He preparado una respuesta a los últimos comentarios pero como es bastante larga, no cabe en este apartado de comentarios.
Me permito hacerla como una nueva entrada.

Anónimo dijo...

Solateras dijo

Pues sí, Enrique, parece que en este país sigue habiendo buenos y malos y que sólo tienen derecho a honrar a sus muertos los que lo han hecho durante cuarenta años. Mi familia pertenece al bando ganador y he sido educada en la pleitesía "al Caudillo". Me resulta muy curioso que los que durante tanto tiempo han disfrutado de su victoria no tengan la más mínima empatía con los que no pudieron hacerlo. Entre las muchas cosas que aprendí en tu tertulia de hace casi veinte años, a parte de a escribir, fue conocer a Cirilo -¿te acuerdas?- con él descubrí que había otra España de la que a mí me habían enseñado.

¡Viva Garzón!

Anónimo dijo...

Chaconi dijo:

Que más añadir?, si estoy totalmente de acuerdo. Desde que conocí a mi mujer intenté que conociera otras cosas además de las inculcadas por su familia y con libertad total opinara. Creo que su familia piensa que la metí por el mal camino (Solateras). Un saludo

Enrique Gracia Trinidad dijo...

He eliminado la entrada duplicada idéntica a esta.
He pasado a aquí los comentarios que había en ella.
Así queda más claro.
La respuesta sigue en la siguiente entrada.
Saludo a todos.
Enrique Gracia