SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE PESTAÑAS INTERESANTES. GRACIAS POR VISITARLAS.

Este blog sigue dedicándose a actividades culturales aunque no le es ajeno el compromiso humano


18/3/09

LA POESÍA NOS HACE MÁS FALTA QUE NUNCA

Baile 1 (foto EGT)

LA POESÍA NOS HACE MÁS FALTA QUE NUNCA
21 DE MARZO, DÍA DE LA POESÍA

Sería absurdo e incluso suicida que el mundo prescindiera de la poesía.
Tal vez el género literario más depurado e intenso, más capacitado para la creación a través de la palabra; sin duda el género con más poder de penetración por su habitual brevedad y la posibilidad de ser llevada al público como un espectáculo, acompañada o no, con música, imágenes, montaje escenográfico, etc.

El que se aplique el adjetivo “poético” a cuanto nos produce una grata impresión sensorial, a lo que nos aporta emoción, a aquello que nos deja sin palabras para expresarlo, es un indicativo de que la poesía, en su esencia, no está fuera de la vida ni escondida en las páginas de pequeños libros olvidados sino plenamente integrada en buena parte de nuestra vida, en la mejor parte sin duda.

Por eso, cuando la Unesco decidió establecer el día 21 de marzo como Día mundial de la poesía, manifestó la intención de que “la poesía aproveche la instancia de tocar temas de actualidad como la paz, la no violencia y la tolerancia, y se posicione en los medios de comunicación, con el fin de que el arte poético no sea considerado un arte caído en desuso, sino como una herramienta que permite a la sociedad reencontrar y afirmar su identidad.”


Esto está ocurriendo hoy en día. La poesía, en muchos de sus autores, resulta cada vez más comprometida, más solidaria, más expresión realista del mundo en que vivimos, de las servidumbres y problemas del ser humano. Si canta el gozo del amor, también señala su pérdida, si habla de la belleza, también denuncia la maldad, la injusticia, el egoísmo.
Al lado de bastante poesía simplemente sentimental, de emociones amatorias íntimas (aceptable sin duda) abunda una gran parte de poesía comprometida con el ser humano, con “el otro”, con la realidad del mundo, con la experiencia cotidiana, deseosa no tanto de darle vueltas al propio ombligo del poeta como de compartir sensaciones, dolores y alegrías, deseos, esperanzas... Esa es sin duda la poesía que siempre contribuyó, y lo seguirá haciendo, a mejorar el mundo en que vivimos.

Tal vez Internet esté ayudando a que la poesía penetre más en la sociedad. Aunque es cierto que se incluye mucha basura como poesía, también es cierto que los mejor informados pueden encontrar auténtica y magnífica poesía en la red.

Ojalá los poetas salgamos de nuestro ostracismo y demos lo mejor de nosotros mismos y de los colegas para que todos puedan acercarse a este arte confeccionado con las mismas palabras que cada día usamos pero desde una visión algo diferente, creativa, recreadora del mundo, algo difícil, porque exige mucho del lector, pero necesaria.

Ojalá los medios de comunicación salgan de sus criterios estrechos y vuelvan a aparecer versos en los periódicos como antaño, más allá de servidumbres de grupos mediáticos y sospechosas camaraderías de suplemento cultural.

Ojalá los editores —algunos hay—, sigan apostando por esos libros con los que se gana poco pero que alimentan mucho, más allá del puro negocio, de la moda novelera, de los superventas (bestseller dicen los pretenciosos modernitos) y de las listas tendenciosas de los más vendidos que son tan sólo interés comercial sin sustancia.

Ojalá la poesía nos acompañe a todos. En este mundo desquiciado nos hace más falta que nunca.

4 comentarios:

Santo dijo...

Amén.

Rafael Banegas Cordero dijo...

Muy cierto y necesario lo que dices Enrique. Ya lo decía Celaya ( pero hace falta repetirlo para que no se olvide): La poesía es un arma cargada de futuro...y de presente. La poesía llega, a través del papel, de un recital(todos sabemos que tu voz lleva la poesía a muchos oídos), o un concierto ( recuerdo ahora mismo el de Paco Ibáñez en el Olympia, recitando a Blas de Otero, Juan Ruiz o Góngora).

Tus apuntes como siempre admirables.

Un abrazo,

Rafael Banegas Cordero

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Y que no nos falte...

angel almela dijo...

Nunca morirá, nunca estará de más y nunca será más necesaria que SIEMPRE.
SOMOS EL TIEMPO
Somos el tiempo