SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE PESTAÑAS INTERESANTES. GRACIAS POR VISITARLAS.

Este blog sigue dedicándose a actividades culturales aunque no le es ajeno el compromiso humano


7/8/10

El Papa viaja, los que quieren pagan

El Papa visitará Inglaterra en septiembre de 2010. Se cobrará por asistir a los distintos actos y misas una "contribución" que oscilará entre 12 y 30 € según el evento.

No me parece mal, los gastos de cada iglesia deben pagarlos sus fieles y seguidores.

Pero hay algo que me huele fatal. Lo llamen como lo llamen ("contribución", "aportación del peregrino"...) suena a "pagar por estar cerca del Papa, por asistir a actos sacramentales o religiosos" No es exactamente simonía pero se le parece muchísimo.
Da lo mismo que no sea obligatorio (¿hasta qué punto?) y que a los que paguen les entreguen un paquete con un CD conmemorativo, un librito de oraciones, estampas... lo que sea. Suena a lo de siempre, a la Iglesia gastando millones que podrían emplearse en otras cosas. ¿De verdad es necesario que el Papa viaje a un coste millonario a cualquier lugar, en una visita como esta, calificada de "viaje de estado". ¿Es ese el mensaje de Cristo? ¿Es ese el espíritu evangélico?
Insisto, me da igual pero como la oficialidad eclesial no para de inmiscuirse en asuntos civiles, tengo el mismo derecho, al menos, a comentar yo los suyos.
El Papa y sus adláteres hacen lo mismo que otros gobernantes, viajar y gastar mucho en tiempos en los que todo esto debería reducirse a mínimos: exactamente la misma desvergüenza.
Me imagino a Cristo, como en el dibujo con el que encabezo esta nota (por supuesto es mío) organizando el cobro para cubrir los gastos de su estancia en el mundo... y es que me da la risa floja.
Y encima venderán camisetas, rosarios, llaveros, tazas, bolsas y gorras con imágenes del asunto, como si fuera el merchandising de cualquier película de Shrek.
El hipócrita negocio de tantos siglos se corona ahora con estas historietas esperpénticas. ¡Qué lástima que estos tipos pongan junto a la buena fe de muchos sus manejos de siempre.

Una curiosidad y acabo: Las matrículas del Estado Vaticano llevan siempre las letras SCV. ¿Sabéis cómo las traduce el gracejo romano: "Si Cristo Vedese...? (si Cristo lo viese) Pues eso.

10 comentarios:

lemaki dijo...

Esta publicación sí debería verse... muy buen post.

saludos.

santiago tena dijo...

"gratis lo recibís, dadlo gratis"

La Solateras dijo...

Él dibujo, buenísimo y el post con tu clarividencia y objetividad de siempre.

Un abrazo

Manuel dijo...

Pues yo no he visto el dibujo!...

Pero he leído. Y eso casi es suficiente, querido Enrique.

Lo de la Iglesia Católica es que va de pena. Vende poco y mal. Este viaje multimillonario del Papa a las Islas parece que tiene que "autogestionarse" (será precisamente por la crisis). Y eso ha puesto a trabajar a los responsables financieros y de marketing del Estado Vaticano. ¡Faltaría más!.

Por suerte, Cristo no vive. Faltarían látigos en sus manos para arrojar a tanto caradura de los templos. El tema de la pobreza fue discutido no solo en Concilios. Pero parece que los miembros de la iglesia no han estado dispuestos, históricamente, a prescindir de sus privilegios. Por mucho voto religioso que se haya propugnado.

Lo que peor llevo de este asunto, es que, no solo no han aceptado el voto de pobreza. Tampoco lo han hecho con el de castidad (que con el de obediencia no había que hacer nada, porque no había nada que obdecer). Y las consecuencias de ese "me lo salto" ha caído casi siempre sobre los más débiles.

Magnífica entrada querido amigo.

Santiago Solano dijo...

Buscando contrastar la información de fondo que da pie a esta entrada, que no me fío ni de mi sombra, y por aquello de que toda calumnia es por sí misma un acto de mala fe - claro que para eso primero hay que tener fe -, y no digo que este texto sea calumnia, allá cada cual con su ombligo que yo no soy juez ni parte, he encontrado esta dirección de Internet en la que también se habla del asunto:

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/papa-no-cobra-nada-los-ingleses

Se cuenta aquí esta historia de otra manera, creo que más objetivamente, más desde el plano de lo informativo que de lo especulativo/subjetivo. Ciertamente con la inquina de la confrontación entre santos y demonios, latente también en este texto, desde luego, eso sí.

Vamos que estas mis palabras son sólo para ayudar, que las películas hay que verlas hasta el final, que luego te llevas unas sorpresas...

Digo.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Evidentemente, Intereconomía tenía que decir lo contrario de los medios "enemigos". Así es siempre la cosa. Cada uno habla de la fiesta según le va en ella. Pero veamos.
Yo digo que es una "contribución" y que no me parece mal. Siempre dije que los gastos eclesiales los deben pagar los fieles y no todos.
Lo que ocurre es que de un modo u otro la cúpula de la Iglesia católica gasta una barbaridad y alguien tiene que pagarlo, claro.
¿8,4 millones de euros el viajecito? ¿Más que el de cualquier jefe de estado visitando a otro colega? ¿O no se ha calificado de "viaje de estado"? Que ya tiene narices que la Iglesia de Cristo se haya convertido en un estado, y además de los proporcionalmente más ricos
del planeta.
Dice textualmente Intereconomía al final:
"En cambio, las misas en recintos fuera de las ciudades (Glasgow el día 16 y Birmingham el 19) exigen traslado en autobús y sólo se accederá con el “pasaporte de peregrino”, que costará respectivamente 24 y 30 euros"
¿En qué quedamos? Si sólo se puede acceder con ese "pasaporte del peregrino" que costará esos euros, es que ¡SE PAGA POR ACCEDER! o estoy leyendo mal ¡Hombre, que no nos cuenten milongas! Si de una u otra manera tienen que resarcirse de tanto gasto. ¡Menos mal que lo pagan los que quieran entrar! Ya veremos qué pasa cuando venga a España, que va a venir dos veces dentro de poco... Se va a mirar todo con lupa, eso seguro, y nos enteraremos de muchas historias que se han ocultado otras veces sistemáticamente. ¿Cuánto cuesta cada desplazamiento papal? ¿Qué parte paga el Estado, es decir todos nosotros?
Insisto, me importa poco que viaje y gaste lo que quiera, ya está suficientemente demostrado que la representación terrenal de Cristo es una filfa, un engaño histórico y una desverguenza moral. Que se gasten los católicos papistas lo que quieran, allá ellos si siguen defendiendo lo indefendible; pero por mí ¡ni un euro! ¡ni uno! sólo para las obras de asistencia social que hace la Iglesia pero ni hablar de lucrar a sus prebostes y pagarles desplazamientos, seguridades, hoteles, comidas, etc. ¡Que se lo paguen sus seguidores!
Perdonad pero es que me caliento porque conozco el tema muy profundamente. No olvidéis que estuve vinculado intensamente a la Iglesia durante mucho tiempo. Y no, no soy un "rebotado", es que llegué a saber suficientes entresijos como para que se me cayeran los palos del sombrajo.
Os quiero, amigos.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Perdon, amigos pero necesito seguir explicando algún detalle.
Mi criterio absoluto es la ABSOLUTA SEPARACIÓN DE ESTADO E IGLESIA, sea esta cualquiera que sea.
Bajo ningún concepto debe influir una fe religiosa, unos criterios teológicos o una reglamentación "supuestamente" dictada por algún Dios en la vida de los estados y sus ciudadanos.
España está en un equilibrio inestable con este asunto. Si son mayoría los católicos pues bien, pero en absoluto deben inmiscuirse en la libertad de los otros, ni en su bolsillo. El estado laico, aconfesional y concediendo la libretad de culto a todos es lo más razonable. Lo demás, restos de viejas épocas intolerantes, retrógradas y ya indeseables. Seguimos con cantidad de dependencias absurdas, con una monarquía católica (ni elegida ni por tanto democrática)con una educación llena de ambigüedades al respecto, con cantidad de pagos por uno u otro concepto que van a parar a la Católica desde el bolsillo de todos los españoles (esto es demostrable pese a que insistan en que solo perciben lo marcado en la casilla de las declaraciones. Eso es absolutamente mentira. Como son mentira tantas cosas a la sombra de obispos y otros prebostes curiales.
Por todo eso, cuando salen estas cosas de los viajes y los gastos, algunos nos disparamos, porque rebosa el vaso que viene ya lleno desde hace siglos, porque no vemos la manera de quitarnos de encima a estos parásitos que han convertido su religión en un negocio.
Sólo tolero a la gente de buena fe que trabaja con decencia, a algunos misioneros esforzados, a alguno de los sectores en que la Iglesia es una ONG decente (no siempre) y poco más.
Están tan llenos de podredumbre que han sido capaces de canonizar deprisa y corriendo a Escrivá de Balaguer y nadie piensa en hacer lo mismo con mártires como Monseñor Romero ¿Qué pasa, que la Teología de la Liberación es malvada? ¡Hace falta ser...!
Bueno, algún día seguiremos hablando, si tengo ganas, con datos concretos.
Gracias por vuestras visitas y comentarios

Manuel dijo...

Sigo tu línea, Enrique, y me sumo al deseo de que este estado tan poco nuestro, sea de una vez por todas aconfesional.

Los que tenemos unos ciertos años, hemos vivido el estado confesional; el del Concordato; el del cura, el alcalde y el sargento. Pero quiero creerme que eso quedo atrás.

Y sin embargo no me lo creo. Y no en vano. No me lo creo cada vez que siguen cortando la calle en donde tengo el despacho porque en Semana Santa pasa por ahí tal o cual procesión. A ver: imaginemos que también los sintoistas, budistas, judios, musulmanes, sarracenos... festejasen sus eventos religiosos en la calle. ¿Por qué no?. Con el mismísimo derecho que los católicos. Me temo que en este caso los cortes viales serían casi contínuos.

¿Por qué no poner en los impresos de la declaración de la renta diversas casillas?: Obras sociales; Iglesia Católica; Iglesia Budista; musulmanes; judios... ¿Por qué no?. A mi me parece lo más razonable. O bien que se eliminen del todo las aportaciones religiosas y que cada cual dé lo que quiera por otros medios a su religión de confianza.

Y sigo: no me creo que nada haya quedado atrás cuando se debate si minaretes si o no, cuando las campanas de las iglesias católicas nos siguen molestando a algunos casi a diario, por mucho que haya crecido en medio de su tañido.

Me molesta que aún sea cuerpo de debate si la fuerzas vivas (políticas) del pueblo, acompañan o no al Corpus y si los militares lanzan o no salvas de honor.

Y, sobre todo, me molesta que se me engañe. Porque si siguen existiendo Concordatos (prebendas al fin y al cabo) con la Iglesia Católica, bajo cuerda, yo lo que quiero es que se diga en voz alta, para así poder mostrar con más criterio, como ciudadano de este pais, mi opinión al respecto.

Beatriz Barón dijo...

Cierto, todo es un mercadeo, una compra venta. La diferencia es que en España, aquí y ahora, la mayoría de los comedores sociales los tiene la iglesia, con sus luces y sus sombras (muchas).

Sarna con gusto no pica.
Inglaterra es un gran país, con un índice de analfabetismo muy escaso. Estoy convencida que el que pague, lo hará sin engaños.

Teniendo en cuenta que todo en este mundo se compra con dinero, incluida comida y demás necesidades, no queda más remedio que mercadear.
De una forma u otra, todos lo hacemos.

Discrepar es bueno. Abre la mente, lo malo es, cuando te adoctrinan, da igual que sea la iglesia o el gobierno. El nuestro (actual) lo hace con mucho empeño.

Dios, si existe, se lo debe estar pasando genial oyéndonos discutir a favor y en contra.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Ya conocéis alguno me condición cercana al anticlericalismo (no antireligioso)y mi insistencia en que un estado debe ser laico y aconfesional y de que todas las confesiones deben ser respetadas pero no atendidas, toleradas pero no ayudadas.
Por eso estoy muy de acuerdo con Manuel.
Encuanto a las atenciones sociales de la Iglesia, como dice Beatriz) Comedores sociales y otros puntos de ayuda social, me parecen muy bien pero para el estado deben estar en igualdad con cualquier otro estamento, ong o fundación que se dedique a asuntos similares, ni más ni menos.
No debe haber ningún tratamiento especial al catolicismo porque demasiados siglos hemos sido más papistas que el Papa y así nos ha ido.
Siempre me acuerdo de la frase: "Más justicia social y menos caridad cristiana" con la que siempre estuve de acuerdo.
Por otro lado, los gobiernos siempre adoctrinan, más o menos sutilmente. Lo hace el de ahora y lo hicieron los de siempre. Somos meros números para ellos... Exactamente igual que la Iglesia, experta ¡como no! en adoctrinar, meter el miedo en el cuerpo y sacar beneficio (como los poderosos de todos los partidos, cada uno en su estilo)
Sí, claro que sí, Beatriz, es bueno el debate, la discrepancia, la opinión contrastada.
Y si Dios existe (tengo tantas razones para afirmar que sí como que no) lo que va a ocurrir es que tendré unas palabritas con él algún día. Nocreo que caiga esa breva.
Abrazos a todos y gracias