SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE SECCIONES QUE PUEDEN INTERESAR. GRACIAS POR VISITARLAS.


7/11/08

AMIGABLE DEBATE

El joven poeta catalán Rafael Benegas me hace llegar unas reflexiones sobre otras reflexiones de Luis Alberto de Cuenca en la revista Ínsula.
Siempre es bueno eso de ir rizando el rizo entre escribidores y que los jóvenes se fajen en buena lid dialéctica con los mayores. Resulta saludable.
Aprovecho para poner abajo los enlaces oportunos.
Rafael Benegas es un joven poeta lleno de entusiasmo, de fervor. Creo en él y en su futuro.
Coincido en algunos aspectos de su artículo y en otros algo menos.
De Luis Alberto de Cuenca, como me gusta casi todo lo que escribe (porque no parezca que exagero diciendo todo) sólo comentar que tal vez en ese escrito suyo, que no conozco más que por esta referencia, se haya excedido en alguna apreciación al viejo estilo imperial, pero conociendo su mitomanía, que coincide a veces con la mía, será sin duda más efusión poética que otra cosa. No me cabe duda de que merecerá la pena leerlo completo. Además él sabe mucho de esto de Cid, me consta.

Invito a todos mis amigos a leer más a Luis Alberto de Cuenca y a conocer al joven Rafael Benegas, que tienen un gran futuro por delante.
Si de paso me leéis a mí, pues eso de más que os lleváis.

Rafael Benegas (joven poeta catalán)
http://arsspoetica-rafa.blogspot.com/

Luis Alberto de Cuenca en “A media voz”
http://amediavoz.com/cuenca.htm

Enrique Gracia Trinidad en “A media voz”
http://www.amediavoz.com/gracia.htm

UNA EXCELENTE PÁGINA DE POESÍA QUE RECOMIENDO
http://www.amediavoz.com/

1 comentario:

Rafael Banegas dijo...

Hola Enrique. Te agradezco tus palabras --refuerzan un poco el ego que a veces tenemos maltrecho--y la entrada de este blog por supuesto. Abierto está el debate, que siempre es positivo.
Sobre Luis Alberto, yo opino lo mismo que tú. Me parece un gran poeta y un grandísimo traductor. He ido a buscarle las cosquillas en este texto. Pero,ante todo, está el respeto y la admiración de los chicos por los grandes.

Un abrazo,

Rafael Banegas