SOBRE ESTE BLOG

AQUÍ ARRIBA HAY UNA SERIE DE SECCIONES QUE PUEDEN INTERESAR. GRACIAS POR VISITARLAS.


14/5/12

EL 15 M SOMOS MILLONES, pero...

Aunque no todos estén en la plaza, la Puerta del Sol o en cualquier otra.
Aunque algunas voces de la "izquierda" se manifiesten con cierta prevención o desprecio hacia los "indignados"
Aunque muchas voces de la "derecha" hagan lo mismo (en ellos es más natural) y hasta digan que el movimiento está manejado desde la sombra.
(Las comillas de "izquierda" y "derecha" son intencionadas porque ambos partidos españoles mayoritarios, identificados hoy como tales no me parece que respondan a los mejores mimbres de esas denominaciones).
Aunque muchas otras voces sin tendencia política clara (¿qué son? ¿muebles?) digan no querer saber nada y manifiesten que "así no se arreglan las cosas", mientras ellos no hacen ninguna otra cosa por mejorarlas y se limitan a protestar en privado.
Aunque la preocupación de los dirigentes políticos por sus propios intereses y los de los suyos sea tan descarada.
Aunque los poderosos ocultos que gobiernan el mundo desde los más altos poderes económicos, sonrían por el colmillo y saquen tajada de la crisis que han organizado.
Aunque los banqueros (no los bancarios, por favor) hagan más o menos lo mismo y se beneficien sin ir a la cárcel por sus errores con el dinero de todos.
Aunque las ganas de engañarse de muchos clientes (llamarlos ciudadanos sería un error) con la postura del avestruz sea tan frecuente: "Ya se arreglará esto" "todo es cuestión de tiempo" "que lo arreglen los políticos que para eso están"
Aunque la desidia en tiempos de caos sea tan sorprendente y tan nociva.
Aunque ocurra todo esto y mucho más, el movimiento 15 M (llamenlo como quieran) está cargado de razón, defiende lo que muchos desean, lo que millones desean, lo que el mundo necesita, porque... el mundo necesita cambiar.
No es ya que estemos en crisis y haya que arreglar las finanzas. No. Es que el sistema no puede más, está agotado, se va por el desagüe. Está podrido en sí mismo.
Necesita dar marcha atrás y que muchos se empobrezcan para mantener los privilegios de unos pocos, sin caer en la cuenta (o cayendo pero ya les da igual) que si acaban con sus "clientes", con los que mantienen el sistema con sus falsas necesidades y sus compras de lo que no necesitan... provoca inevitablemente el hundimiento del propio sistema.

No dudo de que haya que luchar contra la crisis, sobrevivir, intentar mejorar, pero lo que debe cambiar es el sistema capitalista porque es el que ya huele a muerto. Por cierto, otros sistemas que se han propuesto en la historia también murieron de sí mismos o andan tan agonizantes como el nuestro, así que... habrá que ir a otro sistema, más ecléctico, más humano, más generoso.
Por eso estoy del lado del 15 M, porque en el fondo soy un antisistema, aunque sobreviva en él como pueda.
Más vale saber dónde estamos.

Os adjunto el enlace de Gabilondo muy interesante.

3 comentarios:

Leo dijo...

Bajo mi punto de vista el único remedio contra el sistema es salir a la calle reinvidicando nuestros derechos una y otra vez, aunque ya mayor estoy con los chicos del "15 M".-
Saludos afectuosos.
Leonor.

Anónimo dijo...

¡Oh que bonito! una sociedad más generosa, solidaria, humana; es el ideal por los siglos de los siglos; volvamos a la Edad Media, al trueque; en lugar de dinero, cambiemos nueces por almendras y limones por naranjas; que nadie dirija, ni represente, ni sobresalga, porque como el ser humano no es ambicioso, ni egoista y es tan sumamemente educado, respetuoso con los demás como se ha demostrado hasta ahora y es tan comprensivo ¿verdad?. Quiere decirse que a cualquiera de la plaza le tocan 1000 millones y seguro que los repartiría con generosidad entre el resto de colegas.¡Que bonito e ideal! Un saludo. Sonia.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Al anónimo que firma como Sonia.
Cierto que el ser humano es un desastre. No estuve nunca de acuerdo con Rousseau.
Pero si esgrimimos esa ironía, estamos en riesgo de permitir que quienes están llevándonos al desastre mientras ellos medran, sigan haciéndolo.
Prefiero el trueque al intermediario que se lo lleva de balde, prefiero el riesgo poco probable de que al pobre le toquen 1000 millones y se vuelva insolidario que el de quien ya lo es por "clase" y abusa desde siempre.
Justificar la desvergüenza y la tiranía porque el esclavo pueda volverse tirano si cambia de posición, es pura demagogia que nos inmoviliza... Y no podemos permanecer impasibles ante lo que ocurre